Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jose Martí

A FONDO

José Martí

Tormenta de fuego

Ahora viene el tiempo de las ayudas y las administraciones vamos a estar ahí. El verano ha sido terrible

Era martes 16 de agosto, fiestas en Sueras y, para más inri, mi cumpleaños. De buena mañana estábamos en Bejís. El día antes, cuando ya se cantaba victoria en la perimetración y posterior control del incendio de Les Useres, se había declarado un fuego en esa bella localidad del Alto Palancia. Entrado el mediodía, tuvimos reunión presencial del Centro de Coordinación de Emergencias. La situación era preocupante, pero no de una alarma inminente.

El fuego había quemado ya unas seiscientas hectáreas y aunque el desalojo no fuera inmediato, los habitantes de Bejís debían estar alerta. Terminada la reunión y vista la situación, regresé a Sueras; era la comida con la tercera edad. En el viaje de regreso y al pasar por Torás contemplé cómo en su piscina, aneja a la carretera, los veraneantes tomaban tranquilamente el baño y disfrutaban de un día más del verano. Ya en Sueras, y al poco de iniciar la comida, Abel Ibáñez, diputado de Bomberos, me llamaba: iban a desalojar Bejís y trasladar el PMA, el Puesto de Mando Avanzado, a Jérica-Viver. Pero es que escasos minutos después me volvía a llamar: el desalojo ahora era de Torás y Teresa, el fuego avanzaba con una virulencia desconocida y nos encontrábamos en una situación límite.

Al poco volví al centro de operaciones ahora situado en el parque de bomberos de Jérica, al lado del IES Jérica-Viver. El president de la Generalitat, la consellera de Emergencias, alcaldes y alcaldesas de los pueblos afectados, todos fuimos acudiendo. Nadie podía explicar lo ocurrido, una tormenta de fuego se había desarrollado en muy escaso espacio de tiempo, la salida del PMA de Bejís fue in extremis, tres de nuestros bomberos se habían visto cercados por el fuego y habían salvado la vida de milagro, su camión había quedado totalmente calcinado. Además, integrantes de la sección de comunicación del Consorcio Provincial de Bomberos, no corrían peligro, pero estaban rodeados por el fuego y no podían reintegrase al Puesto de Mando Avanzado. En muy poco tiempo la superficie afectada había pasado de 600 a 4.000 hectáreas, el incendio estaba totalmente fuera de control, solo se podía proteger los pueblos para que el mal no fuera mayor y en esta tesitura nos llegó información sobre el incidente del tren en el Ragudo, que había tenido que volver a Caudiel con un numero aún indeterminado de personas heridas. La noche fue larga y con las abundantes cenizas se esparcía también la alarma y la inquietud a toda la provincia.

Una semana de lucha constante

Lo que vino después, ya lo saben, una semana de lucha constante contra el fuego, de avances y retrocesos al albur de lo que dictaban los vientos, casi veinte mil hectáreas quemadas, cuatro pueblos desalojados; a los tres ya mencionados se unieron el día siguiente Sacañet y Viver (no desalojado pero sí confinado con sus habitantes en los domicilios). Además, se vieron afectados parcialmente los términos municipales de Altura, Barracas, El Toro y Jérica, amén de Andilla y Alcublas, en la provincia de Valencia. Todo sin olvidar a Costur, Les Useres, Lucena y Figueroles, que fueron también afectados por el importante incendio de Les Useres, que quemó ochocientas hectáreas.

Ahora viene el tiempo de las ayudas y las administraciones públicas vamos a estar ahí. El verano ha sido terrible en incendios para toda España y el Gobierno de España ya ha declarado los territorios afectados Zonas Gravemente Afectadas de Protección Civil. El presidente, Pedro Sánchez, lo prometió en su visita y en el consejo de ministros del 23 de agosto así se estableció; la Generalitat también se ha puesto en marcha, el president Ximo Puig y la consellera Gabriela Bravo han estado continuamente presentes en el incendio y por acuerdo del Consell del 30 de agosto se establece un plan integral para la reactivación económica de las comarcas afectadas. Un plan que contemplará ayudas directas a los municipios, planes extraordinarios de empleos, inversiones directas en las industrias locales, reparación de daños causados, apertura de una oficina de reclamaciones, etc.

Acuerdo con el PP

En esa línea la Diputación, como ayuntamiento de ayuntamientos, no podía quedar al margen y en el equipo de gobierno hemos llegado a un acuerdo con el Partido Popular para en colaboración con las otras administraciones establecer medidas que complementen las anunciadas por los gobiernos central y autonómico: líneas nominativas de ayudas a los municipios afectados, planes específicos para recuperar la actividad turística o el empleo, ampliación de plazos de las líneas y programas que los ayuntamientos tengan concedidos, etc. Nuestros municipios no estarán solos.

Presidente de la Diputación de Castellón

Compartir el artículo

stats