El sonido del móvil de la mujer sepultada en Peñíscola ayudó a localizarla

Los bomberos han localizado este jueves el cuerpo sin vida de la mujer sepultada en el derrumbe de Peñíscola

Los bomberos han localizado este jueves el cuerpo sin vida de la mujer sepultada en el derrumbe de Peñíscola / SIAB

EFE

El sonido del teléfono móvil de la mujer sepultada entre los escombros del edificio derrumbado este miércoles en Peñíscola ha contribuido a la localización de su cadáver, en la tarde de este jueves, por parte de los servicios de emergencias.

Según el alcalde de la localidad, Andrés Martínez, una amiga de la víctima, que acababa de enterarse del suceso, le ha llamado esta tarde y le ha facilitado el número de teléfono de la mujer, a la que había estado llamando en varias ocasiones sin obtener ninguna respuesta.

"Hemos hecho un silencio y al llamar se ha escuchado el sonido del móvil", ha destacado Martínez, quien ha indicado que eso ha permitido localizar el cuerpo sin vida de esta mujer, la última de las tres personas que quedaba bajo los escombros, después de que el edificio colapsara a última hora de este miércoles.

El siniestro ha causado también la muerte de un menor de 15 años cuyo cuerpo ha sido localizado esta mañana y un herido, un joven de 26 años que pudo ser rescatado de entre los cascotes anoche y permanece hospitalizado en cuidados intensivos, donde evoluciona favorablemente.

Todos ellos forman parte de la misma familia, ya que la mujer era la madre del joven que fue rescatado con vida, y el menor fallecido es el hijo de la pareja de esta, que resultó ileso.

El Ayuntamiento de Peñíscola ha decretado para este viernes un día de luto oficial en el municipio y ha convocado un minuto de silencio a las 12 del mediodía en recuerdo de las víctimas, según ha afirmado el alcalde.

Martínez, quien ha asegurado que han sido 24 horas "muy tristes" en la localidad, ha agradecido el trabajo de los equipos de emergencias y espera que se esclarezcan las causas del derrumbe para que no vuelva a ocurrir algo similar.