Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el juez suspendió la sesión a petición de la defensa

El fiscal plantea nuevos delitos para el acusado del suicido del menor de Vila-real

Mantiene el de homicidio doloso, pero como alternativa propone un homicidio imprudente, coacciones y amenazas continuadas

El hombre acusado, vecino de Moncofa, a la derecha de la imagen, sentado junto a su abogada y frente al jurado.

Cambio de última hora en el juicio con jurado en la Audiencia Provincial de Castellón contra el acusado de, presuntamente, acosar, hostigar y amenazar a un menor de Vila-real hasta provocar que se quitara la vida hace seis años. Durante la sesión de conclusiones finales celebrada este lunes el Ministerio Público modificó su calificación inicial al introducir otros delitos, lo que provocó la petición de la defensa del acusado de suspender la sesión para elaborar un informe final de acuerdo a la nueva tipología penal.

El magistrado de la sala decidió aceptar la solicitud y suspendió la vista que se retomará este martes y que es previa a que el jurado empiece a deliberar cara a fallar su veredicto.

En concreto, el fiscal ha modificado la calificación previa en cuanto a la tipología de delitos se refiere. Así, sigue manteniendo la petición de 12 años para el procesado por homicidio doloso, aunque introduce que, en caso de que el jurado no lo considerara, como alternativa propone la pena de cuatro años por homicidio imprudente, dos años por coacciones y otros dos por un delito continuado de amenazas, lo que suma ocho años de cárcel.

Una petición que comparte la acusación particular que eleva la indemnización de acuerdo a la responsabilidad civil para los padres en 100.000 euros para cada uno y 30.00 euros para el hermano, lo que supone 55.000 euros más que lo solicitado por la Fiscalía.

Por tanto, no será hasta este martes cuando el jurado empiece a deliberar y tenga que razonar las respuestas del objeto de veredicto.

Defensa 

Mientras la defensa de V. P., vecino de Moncofa de 62 años, defiende la inocencia del acusado, como él mantuvo durante su declaración ante el juez, e intenta invalidar la prueba principal, es decir, la conversación de WhatsApp, el Ministerio Público sostiene que este fue el motivo del suicido del menor de 17 años de Vila-real. 

Principal prueba

En su escrito de calificación final se recoge que el adolescente llegó a recibir 119 mensajes del procesado en un intervalo de tan solo tres horas, con ánimo de amedrentarlo. «Tengo toda la conversación en el móvil y lo voy a publicar con tu número», «saltarás de alegría cuando todo esto salga a la luz» o «te voy a enseñar a no fastidiar y a no hacer perder el tiempo a los que nos dedicamos a esto», fueron algunos de los mensajes.

El menor le pidió reiteradas disculpas al procesado en cerca de 50 mensajes. Sin embargo, este no dejó de dirigirle frases como: «Te pondré una demanda y tendrás que venir acompañado de tus padres», «cuando se hace esto es para follar, así que atente a las consecuencias» y «si yo te hiciera ahora chantaje, ¿qué harías?». «Si te suicidas les dejarás el marrón a tus padres», aseguró el adulto.

Compartir el artículo

stats