Cambiar la cocina suele ser, en ocasiones, un auténtico quebradero de cabeza, tanto por los elementos a escoger como por la obra que supone pero, sobre todo, por el alto coste que conlleva.

Por ello, resulta interesante conocer algunos cambios 'low cost' que, sin embargo, cambiarán la decoración de tu cocina y le pueden dar un aspecto más moderno parcialmente diferente con un presupuesto más ajustado.

Cambiar el frontal del mueble

Una manera de alterar el aspecto de la cocina es cambiar las puertas de los armarios, escogiéndolos con otra tonalidad. Eso dará una sensación distinta y no supondrá un gran coste. Lo que sí se ha de tener en cuenta es que los armarios deben de ser de medidas estándar para que encajen las nuevas puertas. En algunas de ellas, se puede poner de vitrina para introducir algún cambio más.

Color de los muebles

Puedes dejar los mismos muebles y tirar por alterar el color. Existe pintura especial que puede aplicarse sobre la melamina, los aglomerados o la madera maciza a través de esmalte. Si ya aprovechas para cambiar los tiradores, la sensación será de también de novedad total.

Nuevo suelo sin obra

Otra opción para cambiar la apariencia de la cocina es hacerlo a través del suelo. Para no realizar una gran obra, puede aplicarse el microcemento, que se pone sobre el suelo antiguo si éste está nivelado, y del que existen varias tonalidades y tipos de acabados. Además, puede repararse, pero hay que tener en cuenta que el suelo puede rayarse con los golpes. También puedes cambiar los azulejos pero sin quitarlos, es decir, pintándolos. Si cambias de color, el cambio es enorme.

Pintar las paredes o los azulejos

Si queremos mantener los muebles y el suelo tal como están, otra opción que nos queda es hacer el cambio en las paredes, una alternativa aún más barata. Lo más recomendable es utilizar una pintura acrílica que resiste la grasa y la humedad sobre el azulejo.

La iluminación

Un cambio de los más sencillos y que dará otro ambiente a la cocina tiene que ver con la luces. Con cambiar de lámpara o colocar alguna más en la zona de la mesa de comer podrás darle un aire nuevo y más moderno a tu cocina.

Encimera nueva

También es posible pintar la encimera y, a diferencia de lo que pueda parecer, esto dará un toque muy diferente a la cocina, no olvidando que primero es conveniente lijarla. Sin embargo, otra opción es ponerle unos vinilos de imitación que harán un efecto parecido por poco dinero.

La ventana

Otra opción más modesta pero que sí dará un toque distinto a la cocina, será retocar las ventanas, concretamente poniéndole unos screens con hilos de fibra. Otra opción es colocar un estor, por ejemplo, de bambú.

Añadir adornos

Si disponemos de espacio, podemos darle un nuevo toque a la cocina poniendo alguna planta o bien nuevos tarros o grandes utensilios si es que los tenemos a la vista. Algo mucho más modesto, pero todavía más económico.