La Congregación de Lluïsos de Vila-real ha vivido hoy la jornada central de sus fiestas anuales en honor a sus patrones San Luis Gonzaga, San Juan Berchmans y la Inmaculada Concepción con la misa mayor en la iglesia arciprestal que ha contado con representantes municipales y en la que se ha impuesto la medalla a los nuevos congregantes, más de una veintena. Tras la eucaristía, se ha iniciado el traslado de las imágenes de los santos patrones a la capilla de la Sang para finalizar la mañana con un vino de honor en la sede de la entidad. La programación se ha retomado por la tarde con la celebración de la edición 310 de la revista hablada Camino como actividad destacada.

Momento de la imposición de la medalla de las personas que se inscribieron como nuevos congregantes. MEDITERRÁNEO

Este año, explica el presidente de la entidad religiosa, Manel Llorens, se conmemora el 400 aniversario de la muerte de San Juan Berchmans por lo que la imagen de la lotería del 2021 estará relacionada con esta efeméride. Además, tras nueve años sin sacar a la venta cobertores para ventanas y balcones, estas fiestas los han renovado y puesto a disposición de los congregantes, unos 700 de los que cerca de la mitad pagan la cuota.

Fiestas en la Soledat

Por otra parte, el barrio de la Soledat también se encuentra inmerso en sus festejos aunque, como han indicado a través de sus redes sociales, priman los actos religiosos "esencia de sus fiestas" debido a las restricciones por el covid como la misa celebrada esta mañana en la iglesia de los Padres Franciscanos y para mañana invitan a celebrar la nit de xulla en la puerta de casa y acorde a la norma sanitaria.

Vecinos de la Soledat y representantes municipales en la misa celebrada esta mañana. MEDITERRÁNEO