Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA PRESENTACIÓN DE OFERTAS ESTÁ ABIERTA HASTA EL 5 DE NOVIEMBRE

Menos bicis pero con GPS y más presupuesto para el nuevo BiciVila’t de Vila-real hasta el 2025

La actual licitación reduce a 20 las bicicletas, que serán antivándalos y tendrán geolocalización. Además, el presupuesto base se eleva hasta los 521.742 euros

Imagen actual del puesto de préstamo de bicicletas de la plaza del Llaurador que, hasta la suspensión del servicio, fue objeto de varios actos vandálicos.

Imagen actual del puesto de préstamo de bicicletas de la plaza del Llaurador que, hasta la suspensión del servicio, fue objeto de varios actos vandálicos.

Tres años se cumplen ahora desde que la última licitación del servicio de préstamo de bicicletas de Vila-real, BiciVila’t, quedara desierta, básicamente por la falta de interés de las potenciales empresas a un pliego que no resultaba atractivo, ante unas elevadas exigencias --se estableció la instalación de 70 bicis más otras dos eléctricas-- y un presupuesto poco convincente para las mercantiles: 292.967 euros para un periodo de cuatro años.

Y ahora acaba de publicarse un nuevo concurso, adaptado a las necesidades del momento y, en principio, más atractivo para las empresas especializadas en la gestión de este tipo de servicios.

En concreto, el pliego redactado por los técnicos aumenta el presupuesto inicial para el mismo periodo hasta los 521.742 euros, una cantidad de dinero visiblemente superior a la del 2018. Y a ello se suma la reducción del número de vehículos a aportar, que pasa de los 70 fijados en el documento del 2018 a los 20 actuales, a los que se añaden cuatro eléctricos. Eso sí, se incorpora la vertiente tecnológica, con la obligación de que todas las bicis incluyan un sistema de geolocalización y sean del tipo antivándalos. Y es que uno de los problemas sufridos durante la anterior concesión fue, precisamente, la gran cantidad de actos de gamberrismo que, fundamentalmente en los últimos meses de servicio, dejó inservibles varias bancadas y bicicletas.

Las acciones vandálicas se sucedieron en la última etapa del anterior servicio BiciVila't, que dejó de operar hace algo más de dos años. JOSEP CARDA

También se modifica el concepto de estaciones base, que también contarán con elementos de última tecnología ligados también a la apuesta por implantar un modelo de ciudad 5.0, aprovechando la reciente adjudicación del nuevo contrato de telecomunicaciones y el acuerdo firmado en abril del 2019 entre el Ayuntamiento de Vila-real y la multinacional china Huawei.

De esta forma, el pliego contempla la colocación de un mínimo de seis unidades de estaciones base, de las que dos serán de uso para los vehículos del servicio y también para los privados. La ubicación de estas plataformas está por decidir, aunque ya se apunta que una de ellas estará en el entorno del edificio consistorial.

Puntos de acceso

Además de las estaciones base se mencionan los puntos de acceso para usuarios, que contarán con una estructura fija antivandalismo, el software para la gestión del servicio y lector de tarjetas de proximidad, que servirá para entrar en estos puntos, aunque se valorará como mejora la creación de una aplicación propia para smartphones.

Las empresas interesadas en presentar sus ofertas tienen hasta el próximo 5 de noviembre para hacerlo. En cualquier caso, todo apunta a que el servicio podría estar operativo durante la primavera del 2022, de manera que se prolongaría hasta el 2025, teniendo en cuenta que el plazo de la prestación es de cuatro años.

Las nuevas tecnologías a aplicar en el contrato permitirán monitorizar en tiempo real el estado de todo el sistema BiciVila’t

Compartir el artículo

stats