Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden implicación vecinal para que no críen larvas en los búcaros de los nichos y charcas descuidadas

Plan de choque en Vila-real para evitar un repunte otoñal de mosquitos

Una mujer renueva el agua del búcaro de un nicho en una fuente del cementerio de Vila-real, este lunes por la tarde.

Plan de choque en Vila-real para evitar un aumento de la población de mosquitos en este inicio de otoño. Consciente de que las altas temperaturas y las lluvias de las últimas semanas han creado un caldo de cultivo muy propicio para la proliferación de estos molestos insectos, el Ayuntamiento intensifica las fumigaciones en el término municipal a través de la empresa que se encarga de realizar esos tratamientos, Lokímica.

Uno de los focos en el que los operarios han empezado a actuar con más incidencia es en el cementerio, tanto en el perímetro interno como externo, en los lugares que lógicamente no corresponden a fincas privadas. Así lo atestigua la concejala de Sanidad, Silvia Gómez, quien remarca que el camposanto es «una de las zonas más conflictivas» de la ciudad debido a la acumulación de aguas estancadas que presenta.

Por ello, como los técnicos no pueden tratar uno por uno todos los recipientes en los que los vecinos depositan las flores para honrar a sus difuntos, la también primera teniente de alcalde pide colaboración vecinal para evitar la cría de mosquitos en los búcaros y demás enseres que hay en los nichos. «La lucha contra los mosquitos no la podemos ganar a solas como ayuntamiento. La implicación de los ciudadanos es importantísima para, coordinadamente y entre todos, evitar la proliferación de estos insectos», razona.

"El Ayuntamiento no puede luchar a solas contra los mosquitos, la colaboración vecinal es importantísima"

decoration

Entre las acciones que solicita que hagan los vecinos, Gómez expone que simplemente se trata de mantener los búcaros limpios, renovando el agua de forma periódica, para evitar la acumulación de agua estancada.

Misma recomendación para los dueños de parcelas privadas, a quienes pide que traten de tener las piscinas en el mejor estado posible en cuanto a la calidad del agua. «El principal obstáculo que nos encontramos siempre está en las charcas sin cuidar por parte de los propietarios», comenta la concejala, lo que hace que se vaya acumulando agua como consecuencia de las lluvias y sea un lugar idóneo para la eclosión de mosquitos.

Larvas en una pequeña charca del cementerio de Vila-real. David García

De hecho, este lunes, aunque más de un vecino predicaba con el ejemplo y cambiaba el líquido de los búcaros en el cementerio, Mediterráneo comprobó en primera persona cómo en alguna charca del interior del camposanto ya había presencia de pequeñas larvas.

Más allá de este recinto municipal, los operarios de Lokímica, los encargados de las tareas de «control y prevención de estos dípteros durante todo el año, no solamente ahora en la época más conflictiva», tal como recalca la responsable de Sanidad, también han pulverizado durante los últimos días otras zonas de gran riesgo, como el área este, en el entorno del Hospital de la Plana. 

Compartir el artículo

stats