Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Queda pendiente completar la sustitución del suelo de la cancha dañado a causa de la humedad

Marzà acabará en un mes el techo del CTD de Vila-real, pero no da fecha para el parqué

Los daños que presentaba la cubierta en la zona del pabellón obligaron a cerrar el recinto en abril

Los operarios, el pasado verano, durante las tareas de reparación de la cubierta del CTD para solucionar los problemas. Andreu Esteban

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, que encabeza Vicent Marzà, marca, como plazo máximo, finales del mes de febrero para recepcionar los trabajos de urgencia para reparar el techo del Centro de Tecnificación Deportiva (CTD) de Vila-real. No está tan claro el futuro inmediato de la sustitución del suelo del parqué del pabellón, «imposible» de salvar a causa de los daños causados por la humedad en el recinto. 

Fue el pasado mes de abril cuando el Ayuntamiento decidió clausurar esta parte de la instalación deportiva «para evitar posibles daños en los usuarios» a causa de los desperfectos estructurales que afectaban a la cubierta de esta instalación, de titularidad autonómica, aunque firmó una encomienda de gestión a favor del consistorio de Vila-real en octubre del 2014. 

El problema llegó unos meses después. Como publicó Mediterráneo a principios de septiembre, parte del techo que todavía no se había reforzado cayó sobre las gradas. Un incidente, como apuntó el edil de Deportes de la ciudad, Javier Serralvo, que causó daños al suelo pero también a los asientos, canastas y a algún otro elemento. «Me reafirmo en que fue una buena decisión cerrar al uso el polideportivo», defendió.

Parte del techo del CTE se derrumbó sobre la gradería a principios de septiembre. Mediterráneo

Inversión de 1,3 millones

Solo para la renovación de la cubierta original, recubrirla con materiales impermeables y crear la pendiente necesaria para evitar los problemas de goteras de los que adolecía al tener un techo plano donde se acumulaba el agua, la Generalitat invirtió 1,3 millones de euros, a los que se sumará la modificación del suelo de parqué.

Estos serios contratiempos obligaron a derivar a otros polideportivos a los clubes que lo utilizaban, aunque el CTD sigue acogiendo varias clases dirigidas del Servei Municipal d’Esports (SME) y también sigue activa la piscina.

Pero no era la primera vez que la instalación generaba problemas. De hecho, desde 2015 el Ayuntamiento habría asumido el pago de más de 100.000 euros en diversas reparaciones por las constantes filtraciones de agua.

Elevado coste, con fallos

«El Centro de Tecnificación Deportiva es un ejemplo de la nefasta gestión del Partido Popular y los sobrecostes de la empresa pública Ciegsa. Una infraestructura inaugurada en el 2011, que costó cerca de 30 millones de euros, pero que presentaba un grave defecto estructural en la cubierta del pabellón», como señaló Serralvo, quien recordó que «nos encontramos ante una situación idéntica a la del colegio José Soriano, también construido por Ciegsa, y cuyo techo tuvo que ser sustituido por completo, a petición del equipo de gobierno, y cuya inversión ha asumido la actual Conselleria». 

Compartir el artículo

stats