Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajos en la cubierta acabarán en breve y queda por concretar cuándo renovarán el suelo

Vila-real pide una reunión a Marzà por la reforma del parqué del CTD

El Ayuntamiento pretende saber la previsión que tiene la Generalitat sobre las reparaciones pendientes

La Conselleria culminará en febrero el arreglo en el techo del CTD, pero no pone fecha para la renovación del parqué. Andreu Esteban

El Ayuntamiento de Vila-real pide reunirse con los responsables de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte encargados de los trabajos de reparación en el Centro de Tecnificación Deportiva (CTD) para solicitar información acerca del estado en el que se encuentran las obras, tanto en la cubierta como en el parqué, y conocer los plazos en los que podría volver a hacer uso del pabellón, cerrado de urgencia en abril del año pasado ante el peligro que podía suponer para los usuarios, clubs de fútbol sala y baloncesto, fundamentalmente. 

Así lo indicó el edil de Deportes de la ciudad, Javier Serralvo, que agradeció a este departamento autonómico «la rapidez con la que actuaron en la primera parte --la concerniente al techo--». Un trabajo que, como publicó ayer Mediterráneo, acorde a la información facilitada por fuentes de la Conselleria, se prevé recepcionar, como muy tarde, a finales de febrero. Con todo, falta concretar el calendario del proyecto para sustituir el suelo del parqué, que acabó dañado a causa de la humedad registrada en esta parte del recinto deportivo.

La situación que presentaba el pabellón, que se agravó por el desprendimiento de parte de la cubierta todavía no reparada en septiembre sobre parte de las gradas, causando daños a varios elementos, llevó a reubicar a los colectivos deportivos que hacían uso habitualmente del edificio a otros de la localidad, aunque sí se han podido mantener las clases dirigidas del Servei Municipal d’Esports (SME) y la actividad en la piscina.

Inversión de 1,3 millones

En la renovación de la cubierta original, recubrirla con materiales impermeables y crear la pendiente necesaria para evitar los problemas de goteras de los que adolecía al tener un techo plano donde se acumulaba el agua, la Generalitat valenciana invirtió 1,3 millones de euros, a los que se sumará la modificación del suelo de parqué.

Aunque estos son los problemas más graves de una construcción finalizada hace una década, aunque no fue hasta finales del 2014 cuando el Consell firmó una encomienda de gestión con el Ayuntamiento para que le diera empleo al inmueble, el consistorio había invertido previamente cerca de 100.000 euros en arreglos por las constantes filtraciones.

«El CTD es un ejemplo de la nefasta gestión del Partido Popular y los sobrecostes de la empresa pública Ciegsa. Una infraestructura que costó cerca de 30 millones, pero que presentaba un grave defecto estructural», señaló Serralvo.

Múltiples usos

Hasta su clausura, el pabellón había acogido competiciones deportivas, actividades del Multiesport Escolar y otras propuestas como un concierto de Joan Manuel Serrat, el año 2018. 

Compartir el artículo

stats