Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ÁREA EMPRESARIAL DE 3,5 MILLONES DE METROS CUADRADOS

Vila-real retomará tras el verano la urbanización del polígono de la carretera de Onda

El consistorio confía que los técnicos resuelvan en breve las escasas alegaciones presentadas al plan

Desde el consistorio de Vila-real confían en que las obras del nuevo programa de urbanización del polígono de la carretera de Onda arranquen tras el verano. MEDITERRÁNEO

Después del verano. Esta es la previsión que se maneja desde el equipo de gobierno de Vila-real para que se retomen los trabajos de urbanización del polígono industrial de la carretera de Onda. Y es que, el concejal de Territorio, Emilio Obiol, confía en que las escasas alegaciones presentadas al plan se resuelvan en breve por parte de los técnicos municipales, lo que permitirá aprobar de manera definitiva el reinventado proyecto, aprobado inicialmente por el pleno del Ayuntamiento el pasado mes de octubre.

El visto bueno a esta intervención y el inicio de las obras darán continuidad al desarrollo de un área industrial que lleva ralentizado o paralizado desde hace casi tres lustros. Cabe destacar que este polígono empresarial será, en cuanto se culmine su urbanización, el más grande de Vila-real y uno de los mayores de la provincia, con una superficie de más de 3,5 millones de metros cuadrados.

En total, son 508 los propietarios que cuentan con terrenos en este espacio y que, en muchos casos, esperan poder convertir en edificables sus parcelas, aumentando así la oferta de suelo para la ampliación de empresas ya existentes o para implantarse otras nuevas que, como apuntan desde el consistorio, «tienen interés por establecerse en esta zona».

Reprogramación

La reprogramación del área industrial de la carretera de Onda se aprobó por el pleno de Vila-real a mediados del pasado mes de octubre, con la unanimidad de todos los grupos políticos con representación municipal (PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos, Vox y Unides Podem). Para el edil Obiol, la aprobación de este trámite supuso «un paso fundamental en el impulso a la nueva Vila-real del siglo XXI y el fruto de 10 años de intenso trabajo de los departamentos municipales para retomar este PAI aprobado en 1999, que quedó paralizado en el 2008 por la crisis con solo un 34,4% de obras ejecutadas».

Entre los principales objetivos de esta actualización, que supondrá una inversión de 44,5 millones de euros, están los de «dar respuesta a las necesidades del tejido industrial de Vila-real y favorecer la implantación de nuevas mercantiles». Una implantación que, desde el ejecutivo municipal, confían en que ser dará, máxime teniendo en cuenta que, como apuntó recientemente el alcalde, José Benlloch, se prevé contar en un plazo de dos años con una ronda suroeste totalmente finalizada.

Y es que Benlloch confía en que en el 2024 será realidad la conexión de la circunvalación con la N-340, con la realización definitiva de las obras de la segunda y última fase de la ronda. 

Compartir el artículo

stats