+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ALERTA

600 alumnos del interior de Castellón, de nuevo sin clase por la nieve

El cierre de colegios e institutos se ha ampliado ya a hoy por el fuerte y frío temporal, que no remite. Los problemas en las carreteras dificultan el transporte escolar en Els Ports y el Alt Maestrat

 

Las nevadas afectaron a Els Ports y el Alt Maestrat, donde los alumnos se quedaron sin ir a clase y salieron a jugar con la nieve. - JAVIER ORTÍ / MEDITERRÁNEO

Las nevadas afectaron a Els Ports y el Alt Maestrat, donde los alumnos se quedaron sin ir a clase y salieron a jugar con la nieve. - JAVIER ORTÍ / MEDITERRÁNEO

JAVIER ORTÍ // SARA RÍOS - JAVIER ORTÍ
06/02/2018

La nieve se ha dejado sentir con fuerza durante toda la noche en la comarca de Els Ports. El espesor de nieve va en aumento, carreteras y calles han vuelto a despertar bajo la capa nivosa. Ante la situación de inestabilidad, las previsiones meteorológicas adversas junto con el mal estado de las carreteras y calles los centros educativos de la comarca, en su mayoría, han vuelto a suspender las clases para la jornada de hoy.

En Morella, el consistorio de acuerdo con las directivas de los centros, ha decidido suspender las clases en todas las etapas educativas. En Vilafranca, seguirán la  misma dinámica que ayer. El colegio de primaria permanecerá abierto, mientras que se suspenden las clases en el IES Vilafranca. Por su parte los Colegios Rurales Agrupados (CRA) Celumbres y Els Ports, que tienen aularios diseminados por las localidades comarcales han decido suspender de nuevo la jornada. 

SEGUNDA JORNADA SIN CLASE //

Ya ayer, cerca de 600 alumnos del interior de la provincia se quedaron sin ir a clase debido a la intensa nevada, causando incidencias de diversa consideración. Emergencias de la Generalitat estableció la «situación 0» por nevadas en las comarcas de Els Ports, el Alt Maestrat y l’Alcalatén.

En Els Ports, los que más notaron el efecto de la precipitación fueron los estudiantes de la mayoría de centros educativos, que no tuvieron clase. Morella cerró el colegio y el instituto, mientras que en Vilafranca lo hizo también el edificio de Secundaria. Además, no abrieron varias escuelas agrupados de la zona. Los problemas para circular por las carreteras imposibilitaron el paso del transporte escolar, por eso hubo que suspender las clases.

Según la Conselleria de Educación, se vieron afectados alumnos de Morella, Forcall, Cinctorres, Olocau, la Todolella, la Mata, Sorita, Palanques, Ortells, Vilafranca, Castellfort, Ares, Benassal, Culla y los estudiantes de Secundaria que realizan la ruta de Vistabella al instituto de Vall d’Alba.

En la capital de Els Ports, la decisión de cerrar el IES y el colegio Mare de Déu de Vallivana se tomó a primera hora de la mañana. «De acuerdo con los centros educativos, hemos decidido suspender las clases desde primera hora para evitar situaciones como las del año pasado, cuando se acordó a mitad mañana y los alumnos se fueron a casa deprisa y corriendo», apuntó la concejala de Educación, Judit García.

En Morella, solo permaneció abierta la escuela infantil. «El Ayuntamiento nos ha facilitado el acceso a pie. La jornada transcurrió con normalidad, pero con muchos menos alumnos que un día normal», explicó el director del centro, Jesús Sangüesa.

En Vilafranca, el cierre de aulas afectó a los alumnos del instituto al no poder prestarse el servicio de transporte escolar, que acerca a los alumnos de otras localidades. «En el CEIP Blasco de Alagón no fue necesario suspender la jornada porque las brigadas municipales habilitaron la entrada a pie. Además, la mayor parte de la plantilla docente del colegio vive en el pueblo y podía asistir, por eso decidimos mantener la normalidad en el centro», dijo la teniente de alcalde, Silvia Colom.

«LA MEJOR DECISIÓN» //

Los colegios rurales agrupados también suspendieron la jornada. El CRA Els Ports y el CRA Celumbres optaron por la misma decisión. En este sentido, la directora de este último centro, Montse Sorribes, afirmó que las previsiones «eran muy malas y el transporte escolar no iba a prestar servicio, por lo que era la mejor decisión dadas las circunstancias».

Las suspensiones se han extendido ya hoy, una situación que ayer ya se preveía. En este sentido, el alcalde de Cinctorres, Toni Ripollès, apuntó: «Vamos a esperar la evolución del temporal para tomar las decisiones oportunas al respecto», valoraba atento a la previsión meteorológica.

LAS CARRETERAS //

El cierre de centros se debió a las dificultades para circular por carretera. Y es que el temporal incluso obligó ayer a cortar el tráfico de los vehículos pesados en la carretera N-232, en Morella, entre los kilómetros 40 y 63. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), hubo restricciones de tráfico en la A-23. La nieve provocó también al corte de la CV-15 en Ares y hubo limitaciones para camiones y autobuses en la A-23 en Barracas; en la CV-171, de Atzeneta a Xodos; en la CV-117, entre Morella y Xiva de Morella; CV-12, de Ares a Morella, y en la CV-121 y CV-123 en Olocau. Las cadenas fueron obligadas en la CV-124, de Forcall a Ares.

Temas relacionados