Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VUELTA A LA NORMALIDAD

Vuelven las partidas de cartas y dominó a los locales de jubilados de Castelló

Así opinan los pensionistas: "Esto es un desahogo. Estábamos deseándolo"

La sede de la asociación San Agustín y San Marcos ANDREU ESTEBAN

Las asociaciones de jubilados de Castelló han recuperado esta semana los juegos de cartas y de dominó en sus locales sociales. Eso sí, con un protocolo de higiene para evitar el contagio del coronavirus. De esta forma, poco a poco la vida va volviendo a las asociaciones, que valoran el poder regresar a la normalidad. "Esto es un desahogo. Estábamos deseándolo", señalan los mayores. Y es que aunque desde hace cinco meses que reabrieron sus puertas, hasta ahora no podían jugar. Cuatro asociaciones --La Panderola, San Miguel, San Agustín y San Marcos y San Juan Bautista-- explican a Mediterráneo cómo se está desarrollando la vuelta a la normalidad.

El protocolo

Los jugadores deben ser siempre los mismos con sus cartas y dominó. Han de portar mascarilla y se ha de hacer lavado de manos. Cuando acaban, se desinfecta las cartas y las mesas. Y no debe haber nadie alrededor mirando, explica Víctor Ayusto, marido de la abastecedora del Bar la Panderola del Grau. Así, el tapete verde ha vuelto a desplegarse sobre las mesas y han comenzado ya las primeras partidas.

Partida en la asociación de jubilados La Panderola de Castelló

Acogida

"Para los jubilados supone un alivio, porque esta es su segunda casa y ver que no les dejaban jugar cuando en bares de detrás generalistas sí se podía jugar les generaba frustración pero es por su bien, para evitar que se produjera un foco hacia la gente mayor. Para nosotros, ver la alegría que tienen supone una satisfacción porque se les veía un poco tristes, tomándose el café, la cerveza pero sin poder jugar", añade Ayusto.

"Para los jubilados supone un alivio, porque esta es su segunda casa"

decoration

Las partidas suponen un soplo de aire fresco a la actividad de las asociaciones de jubilados de Castelló

Alejandro Bellés, de la asociación San Agustín y San Marcos, apunta que poder recuperar las partidas "supone ganar un tiempo muy especial; después de un tiempo que llevamos así, esto se agradece. Esperemos que esto se acabe pronto". "Hacía tiempo que no tenías dónde ir y te aburrías en casa, cuando antes siempre estábamos jugando. Ahora el protocolo de limpieza se lleva todo bien. Cada uno llevamos nuestra baraja propia", apunta Dio Albert, de la misma entidad.

"Hacía tiempo que no tenías dónde ir y te aburrías en casa"

decoration

Vida para las asociaciones

"Si hay gente, hay vida", resume el presidente de la asociación de jubilados San Miguel Ismael Verdoy, quien explica que “ves por la calle a la gente mayor. Uno sentado en el banquillo, otro paseando, medio dormido, y da lástima; esto da vida a la gente mayor”.  Verdoy explica: "Antes jugábamos a las cartas, hacíamos muchas actividades, los domingos baile, en fin, que se animaba y venía mucha gente, más que ahora, que muchos están fuera todavía en los pueblos y hasta que bajen, vengan y se enteren de que esto está abierto y que se puede jugar a las cartas". El martes es el día de más actividad lúdica, pues "se juega a la Botifarra. Hay gente que viene expresamente de Xodos, y entre eso, a media tarde una cervecita o lo que sea, la gente está distraída y pasa dos o tres horas, muy bien”, agrega Verdoy. El abastecedor explica que vienen de Xodos, Vistabella y Atzeneta.

"Los martes se juega a la Botifarra. Hay gente que viene expresamente de Xodos, y entre eso, a media tarde una cervecita o lo que sea, la gente está distraída y pasa dos o tres horas muy bien"

decoration

Partida de dominó en la asociación La Panderola del Grau

En la misma línea, Juan de la Torre, presidente de la asociación San Agustín y San Marcos apunta que las partidas son algo más que juego: "La gente mayor tiene muchas obligaciones con nietos, hijos pero también tienen mucho tiempo. Este es un medio en el que se convive y se comunica, por eso es fundamental para las personas mayores". 

"Este es un medio en el que se convive y se comunica, por eso es fundamental para las personas mayores"

decoration

Hablan los abastecedores

Estrella Santos, abastecedora del bar de la asociación San Agustín confía en que ahora que los mayores están vacunados "ojalá piensen que esto va a ir a mejor". Y es que, señala, "hasta ahora hemos estado mucho tiempo cerrados y en abril se reabrió pero no se permitía jugar; vamos a ver poco a poco cómo nos funciona todo. Nos está costando y nos va a costar mucho atraer a la gente, pero nosotros aguantaremos todo lo que haga falta". Y es que, mientras que las asociaciones no podían permitir las partidas, en los bares generalistas sí se podía, lo que generaba "frustración" entre los mayores, según explican en La Panderola, que matizan que era por su bien, para evitar que se produjera un foco. De hecho, esto llevó a que hubo gente que se fue a otros sitios a hacer las partidas, explica Estrella.

"Nos está costando y nos va a costar mucho atraer a la gente, pero nosotros aguantaremos todo lo que haga falta"

decoration

Dio Albert, de la asociación San Agustín y San Marcos, señala que la vuelta del juego "es una cosa que tendría que haberse hecho ya antes para todos y para el bien de la restauración". El presidente de esta asociación, Juan de La Torre, apunta que "esto podía haber estado permitido desde hace mucho tiempo y no por ello habría sido un agravamiento. Ha sido una lesión para la actividad". Carmen Sánchez apunta: "No es que vengamos mucho pero a lo mejor dos días a la semana venimos y hoy porque mucha gente no se ha enterado", apunta Carmen. "Fuimos los primeros en ser vacunados y los últimos en ser liberados, señala Julia Vázquez

El bingo

Bingo en la asociación de jubilados San Juan Bautista

Apasionante la partida de bingo que se jugaba este jueves en la asociación  San Juan Bautista. María Punzano indica: "Hace mucho tiempo que vengo. No podíamos jugar por todo esto que ha pasado". "Al menos tenemos algo para distraernos, que también va bien", añaden Dolores Queralt y Rosa Sánchez: "Sales de casa, charlas con compañeras y una opina una cosa otra otra, ya no estamos en el cajón de la tele toda la tarde, que se hace muy largo. Esto nos gusta, otra gente se va a caminar o a hacer otras cosas". "La gente de aquí cerca tiene un sitio tras tanto tiempo cerrado", señala Juan Planchadell. 

"Sales de casa, charlas con compañeras y ya no estamos ante el cajón de la tele toda la tarde, que se hace muy largo"

decoration

Las actividades

Además, a partir de la próxima semana vuelven las actividades. Por ejemplo, en el Grau, el patchwork los martes y los jueves la próxima semana. Pintar, coser, manualidades... actividades todas ellas que permitirán la vuelta a la normalidad. En ese sentido, Juan Planchadell, de la asociación San Juan Bautista, señala que a partir del día 27 se inicia la preinscripción para las actividades de las Aulas de la Tercera Edad. Igualmente, Juan de la Torre señala que la semana que viene empiezan a recuperar el primer taller de bolillos, ahora empezaremos ya a organizar una serie de talleres que tenemos pendientes. "Los mayores empiezan a no tener tanto miedo y empieza un poco la nueva normalidad después de tanto tiempo", resume Ayusto.

"Los mayores empiezan a no tener tanto miedo y empieza un poco la nueva normalidad después de tanto tiempo"

decoration

Compartir el artículo

stats