Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA MEDIDA SE APLICARÁ "DE AQUÍ A FINAL DE AÑO"

Las esmalteras cerámicas de Castellón avisan de que subirán precios por el encarecimiento de costes

La patronal Anffecc teme por la destrucción de empleo

Estand de una compañía esmaltera en la feria Cersaie de Bolonia.

El clúster cerámico de Castellón asiste con preocupación al continuo crecimiento de los costes de producción, con especial incidencia en las fuertes subidas del gas natural y la electricidad. Si las empresas fabricantes de baldosas ya han anunciado un incremento de los precios, ahora son las esmalteras las que anuncian este paso.

La patronal que agrupa a las compañías de fritas, esmaltes y colores cerámicos, Anffecc, ha anunciado que este incremento de sus precios se dará "de aquí a final de año". Apuntan que la actual situación "resulta inasumible para la industria nacional a todos los niveles y obliga a nuestras empresas a tomar medidas para evitar peores consecuencias". Entre estas consecuencias se hallan "no solo la pérdida de rentabilidad y el estrechamiento de los márgenes, sino la destrucción de puestos de trabajo y la pérdida de la competitividad".

Sin mejoras a la vista

En cuanto a la subida de los precios, Anffecc advierte de que la decisión tiene que ver con las malas expectativas de encontrar una pronta solución. "De momento no tiene visos de estabilizarse a corto plazo", reconocen desde la asociación. Añaden que si tanto en España como en Europea "sigue el aumento descontrolado de costes, tanto por la carestía de la energía como por la escasez de materias primas y otros materiales, la industria no tiene más remedio que repercutir estos incrementos en el precio final, al igual que está ocurriendo en el resto de sectores productivos en nuestro país, pues todos estamos padeciendo la misma situación de precariedad energética y de suministros".

Según explican, "se trata de evitar en primer lugar no solo la pérdida de rentabilidad y de inversión en I+D+i, que es la seña de identidad de esta industria sino, sobre todo, de evitar la destrucción del empleo que hemos logrado mantener a pesar de la pandemia".

Esfuerzo durante la pandemia

Desde Anffecc recuerdan que en el sector de fritas, esmaltes y colores cerámicos hubo muy pocos casos de ERTE durante la pandemia de covid-19, y que las empresas "hicieron un gran esfuerzo por mantener no solo la producción, sino los puestos de trabajo". Ahora que parecía que la situación empezaba a remontar, apuntan, las empresas se enfrentan a esta nueva e inesperada dificultad. "Llevamos muchos meses soportando esta situación de incrementos constantes y el tema ha llegado a un punto en el que necesitamos tomar medidas urgentes y contundentes para evitar la destrucción del empleo que hemos velado por mantener durante el último año y medio, y para generar una mínima rentabilidad que nos permita seguir invirtiendo en I+D+i", indican.

Precedente

La situación es tan cambiante a corto plazo, que tal y como apuntan, "la subida de precios que se produjo en agosto, actualmente, ya no es coherente ante la situación actual en los que los costes energéticos, especialmente el gas, sin olvidar la electricidad y el oxígeno, ha sufrido una escalada de precios desorbitada", recalcan.

Como han venido solicitando las últimas semanas, reivindican nuevamente que en el sector "necesitamos medidas urgentes por parte del gobierno central. Consideramos necesaria la revisión de los cánones y peajes así como todo impuesto relacionado con la energía. Es preciso tomar decisiones sobre estos conceptos dada la situación alcista en la que nos encontramos que está afectando a todos los sectores industriales productivos consumidores de energía".

Compartir el artículo

stats