Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Los ingresos por covid en Castellón están aún lejos del pico durante la tercera ola

Actualmente, hay cerca de 150 pacientes hospitalizados, en enero pasado había 400

Imagen de un enfermo de covid en la UCI del General.

El avance de la sexta ola parece imparable. Los contagios se multiplican a diario con cifras récord de toda la pandemia, aunque, a diferencia de otros picos de la crisis sanitaria, ahora la mayoría de los positivos tienen síntomas leves gracias a la vacunación. De todos modos, la propagación del virus está provocando una gran afección en el día a día de las personas, ya que la mayoría tiene a amigos o familiares contagiados.

El hecho de que el grueso de los infectados no presenten síntomas graves está provocando una saturación extrema en los centros de salud que son los encargados del diagnóstico, el control y el cribado de los contactos directos. De todos modos, el hecho de que haya todavía un porcentaje de la población sin vacunar y que el pinchazo no proteja de contraer la enfermedad, aunque sí sirva de barrera para presentar un cuadro clínico grave, también se refleja en la presión hospitalaria.

En las últimas semanas ha subido de forma exponencial las personas ingresadas por covid en la provincia de Castellón. Actualmente, cerca de 150 castellonenses están hospitalizados, una veintena de ellos en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Una cifra preocupante, teniendo en cuenta que esta pasada semana se alcanzaron los 900 fallecidos por la pandemia en las comarcas castellonenses, pero muy lejos del pico de la tercera ola, que tuvo lugar después de la Navidad del año pasado. A finales de enero y principios de febrero llegaron a haber cerca de 400 hospitalizados por covid, más de 50 de ellos en situación grave.

Un sanitario atiende a un paciente de coronavirus en la UCI. EP

Planes de contingencia en los hospitales

Por tanto, aunque el repunte en los casos de coronavirus preocupa y los expertos auguran un posible empeoramiento de la situación epidemiológica, la vacunación ha permitido reducir de forma considerable la presión hospitalaria en un momento con los contagios al alza. Con los planes de contingencia encima de la mesa, hay capacidad asistencial para dar respuesta si se produce un incremento de hospitalizaciones en los próximos días.

De todos modos, para asegurar disponibilidad de camas libres de ingreso tanto para pacientes covid como de otras patologías los hospitales, como el General o Vinaròs, ya han suspendido operaciones programadas, como avanzó Mediterráneo.

Compartir el artículo

stats