Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atascos en los centros de salud por el aluvión de PCR

Las vacaciones y las bajas dejan en mínimos a los centros de salud de Castellón

Los médicos de familia reclaman urgentemente refuerzos para hacer frente a la sexta ola del covid

Colas de dos horas para hacerse una PCR en el centro de salud de Benicàssim.

La eclosión de contagios de coronavirus ha saturado por completo los centros de salud, que son los encargados del diagnóstico y control de los positivos, así como de contactar con los contactos estrechos, aunque la ingente cantidad de infectados hace prácticamente imposible realizar el rastreo.

El estallido de la sexta ola en plena Navidad ha complicado aún más la asistencia en Atención Primaria, que arrastra un histórico déficit de personal que ahora se va más agravado si cabe por las vacaciones navideñas, así como por las bajas debido al covid de profesionales sin cubrir al estar las bolsas de Medicina y Enfermería prácticamente agotadas.

«Estamos fatal, la escasez de personal es absoluta», explica la vicepresidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, la médico castellonense María José Rivas. El colapso es tal que los facultativos están doblando sus cupos de pacientes habituales, llegando incluso a visitar a 60 enfermos al día

En este sentido, desde el sindicato CSIF remarcaron ayer que trabajar en estas condiciones «aumenta el margen de error, ya que no pueden abarcar los profesionales todo lo que quisieran debido al escaso tiempo para diagnosticar ante la multiplicación de pacientes por covid, por ser contactos estrechos de contagiados o por otras múltiples patologías».

Refuerzos "insuficientes"

Asimismo, Rivas insiste en que falta plantilla en los centros de salud, a pesar de los llamados contratos covid que se han mantenido. Un total de 883 refuerzos entre centros de salud y hospitales.

Un número que los médicos de familia consideran insuficiente ante el aluvión de consultas que están teniendo. Hay que recordar que la mayoría de infectados son leves, gracias a la vacunación, por lo que la presión se concentra en Primaria y no tanto en los hospitales como ocurrió en la tercera ola.

Archivo - test rápido de detección de anticuerpos EUROPA PRESS - Archivo

Test casero

Para intentar aligerar la enorme carga asistencial, en los centros de salud de la provincia se está empezando a dar por buenos los positivos de los tests de farmacias sin necesidad de realizarle al infectado un nuevo cribado, como informó ayer Mediterráneo. De todos modos, aunque la medida extraordinaria se lleva a cabo debido a que el sistema no puede asumir la enorme demanda de diagnósticos, médicos de familia consultados aseguran que la mayoría de los pacientes quieren asegurar el resultado casero con un test de antígenos o una PCR en el centro de salud. 

Colas de dos horas para hacerse una PCR en el centro de salud de Benicàssim. R. D. B.

De todos modos, las personas con síntomas son diagnosticadas con tests rápidos, mientras que las PCR se realizan a los contactos estrechos. Una muestra clara de esta saturación son las colas de cerca de dos horas que se formaron ayer en las inmediaciones del centro de salud de Benicàssim para acceder al autocovid. Informa R. D. B.

Una sanitaria le realiza la prueba PCR a una mujer en su coche durante la realización de PCR en el autocovid instalado en el Hospital Militar, a 28 de diciembre de 2021 en Sevilla (Andalucía, España) Joaquin Corchero - Europa Press

Bajas por covid

Otro de los motivos que explican que Primaria no pueda abarcar la demanda asistencial es el número de sanitarios de baja por covid, como ocurre en la mayoría de sectores. La semana pasada había en la provincia casi un centenar, casi igual número de los que había en cuarentena. De todos modos, para asegurar personal, como ya avanzó este periódico, Sanitat ha decidido eliminar las cuarentenas a los sanitarios.

Compartir el artículo

stats