Un pueblo del interior de Castellón está situado en la zona de "mayor intensidad de descargas eléctricas de España". Eso significa que es el punto en el que se registran el máximo nacional de rayos. Lo dice un informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha analizado estadísticas a lo largo de una década.

El resultado es que Vilafranca es el lugar donde más se produce este fenómeno, en concreto a la salida del pueblo, con la vista al fondo de la Sierra del Rayo (nombre, visto lo visto, muy apropiado). Mosqueruela, Valdelinares y la Iglesuela del Cid (Teruel) son las otras localidades con valores similares a los del municipio castellonense.

Mapa de Aemet que muestra la frecuencia de caída de rayos en España. Aemet

Vilafranca está en la zona de más influencia marcada en el mapa. Aemet

La localidad tiene una media de seis rayos por kilómetro cuadrado al año, muy por encima del dato que marca la media nacional, 0.93. "El realce orográfico como factor desencadenante de tormentas en primavera y verano, así como la convergencia de vientos hace de esta zona la de mayor actividad ceráunica de España", indica el informe, que añade que las estaciones con más frecuencia de descargas son el verano y el otoño.

Provincia de rayos

Pero no solo Vilafranca es zona de rayos, lo es Castellón en general a juzgar por los datos del informe. Y es que teniendo en cuenta las descargas caídas en el periodo estudiado, es la segunda provincia, solo por detrás de Barcelona, en la que más se produce este fenómeno (2,83 por kilómetro cuadrado).

Vilafranca es nombrada de nuevo en este estudio, junto a Vistabella, como uno de los municipios españoles con más días de tormenta al año, más de 30.

Reconocimiento

Por otro lado, el Ayuntamiento de Vilafranca anunció esta semana la entrega de la Medalla de la Vila a Ignasi Llopis, por haber recogido los datos meteorológicos de la localidad durante 32 años "de forma desinteresada".

"Su meticulosidad ha permitido seguir conformando la historia climática de la localidad, más de 100 años después de que se iniciara la toma de registros", destacó la alcaldesa de la localidad, Silvia Colom. Ello ha posibilitado "que el nombre de Vilafranca sea una referencia meteorológica en toda la Comunidad Valenciana e incluso España. Todo eso, gracias a Ignasi Llopis", destacó la munícipe.