Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

los partidos piden que sean declaradas zona de tradición gastronómica

El pleno se une para garantizar la supervivencia de las tascas de Castelló

El objetivo es aunar el descanso vecinal y la actividad para evitar de nuevo el conflicto

El pleno del Ayuntamiento de Castelló guardó ayer un minuto de silencio en señal de repulsa y condena por el asesinato machista de una mujer en Alzira. Mediterráneo

El pleno del Ayuntamiento de Castelló se unió para garantizar la viabilidad de las tascas ahora que han dejado de ser una zona acústicamente saturada (ZAS) con el objetivo de promover nuevas dinámicas horarias de ocio que garanticen el respeto al descanso y evite que se reproduzca un conflicto que se arrastra desde hace 14 años.

Para ello, todos los grupos políticos aprobaron una moción conjunta para declarar estos locales de las calles Barracas, Isaac Peral y entorno de la plaza Santa Clara como zona de tradición gastronómica, como ya informó Mediterráneo. Deberá ser el consistorio quien apruebe esta declaración.

El portavoz de Podem-EUPV, Fernando Navarro, celebró el acuerdo con la oposición «asumiendo de que pactando podrían anotarse el éxito de una propuesta que ya estaba en la agenda del gobierno municipal como era la declaración del espacio gastronómico en las tascas». Además, destacó que el voto a favor de su grupo se ha producido porque se ha conseguido que el PP «cambie su discurso respecto a sus posicionamientos públicos». Además, recordó que una modificación en la normativa autonómica de contaminación acústica en una enmienda en la ley de acompañamiento de presupuestos amplía el llamado límite del horario diurno de las 22.00 a las 23.00 horas en zonas con idiosincrasia lo que facilita la salida de la ZAS.

«El PP asume ahora en la moción que hace falta un compromiso para cambiar las dinámicas de ocio en las tascas para evitar que vuelva el conflicto acústico», apuntó Navarro.

Blindaje

Por su parte, la portavoz del grupo popular, Begoña Carrasco, celebró que esta iniciativa «haya concitado el apoyo de todos los grupos», aunque lamentó que no la concitara el pasado año cuando la propusieron los populares. «Al PP nos congratula que esta cuestión de ciudad vaya a blindarse mediante este acuerdo, pues las tascas llevan más de 40 años siendo un referente en Castelló y un motor que genera empleo y permite mantener vivo el casco histórico. Sí al descanso de los vecinos, pero sí a las tascas», defendió.

Durante la explicación de voto, el concejal de Vox, Luciano Ferrer, aseguró que la solución adoptada le parece «prácticamente inviable», mientras que la concejala de Ciudadanos Mari Cielo Leirós consideró que se puede alcanzar un acuerdo para que las tascas «vuelvan a ser referencia».

La moción insta al ayuntamiento a la creación de una mesa de negociación para buscar una solución que permita compatibilizar el ocio y el descanso.

Nuevo reglamento del autobús urbano

Castelló ya cuenta con nuevo reglamento del transporte urbano en autobús. Se trata, según el concejal de Movilidad Sostenible, Jorge Ribes, de un documento «necesario en una coyuntura muy complicada para el sector que transformará la forma que tenemos de entender el servicio de transporte público en Castelló». «Un texto que incluye medidas trascendentales como regular las paradas a demanda por motivos de seguridad y perspectiva de género, la ampliación del bono joven de los 24 hasta los 30 años, el acceso a mascotas o las facilidades para las personas con movilidad reducida», detalló.

El reglamento aprobado ayer, que actualiza el del 2013, se expondrá al público durante un plazo de 30 días tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y en la web municipal, www.castello.es, y si no hay alegaciones se dará por aprobado de forma definitiva.  

Por otra parte, en la sesión plenaria se aprobaron inicialmente las ordenanzas reguladoras de la prestación patrimonial de carácter público no tributario del servicio de regulación de la ocupación temporal de las vías públicas (zona ORA); del servicio de transporte público urbano en autobús; y del servicio de retirada, depósito y custodia de vehículos en las vías públicas.

En el caso de las ordenanzas de la ORA y del transporte público urbano en autobús, se actualizan los precios en base al IPC como marca la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local. En la ORA, se aplica el factor de actualización 1,04%, con respecto a las tarifas actualmente en vigor, de modo que: la tarifa 15 minutos pasa a 0,20 y 0,25 céntimos, en función de la zona; la de 30 minutos, a 0,35 y 0,50; la tarifa de 45 minutos, a 0,50 y 0,70; la de 60 minutos, a 0,65 y 0,95 céntimos; y la de 100 minutos, a 1,10 y 1,60 euros.

En el caso del transporte público en autobús, se aplica una actualización del 2%, sobre el precio de las tarifas actuales. En cuanto al billete ordinario, no se aplica la actualización y el precio se mantiene como hasta ahora, a 1,20 euros.

Compartir el artículo

stats