Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

Nueva temporada, mismos errores en el Castellón de Sergi Escobar

La falta de puntería cara a gol y los fallos defensivos lastran de nuevo a los albinegros

El joven Bilal, cabizbajo tras fallar una ocasión en el encuentro del pasado viernes contra el Atlético Sanluqueño.

El Castellón se ha estrenado esta temporada 2021-22 en la Primera RFEF. Una categoría de nuevo cuño y alta exigencia en la que el equipo albinegro no ha arrancado con demasiada buena fortuna en cuanto a resultados se refiere. Con una sola victoria en las cuatro jornadas disputadas hasta la fecha en el grupo 2, el conjunto que dirige Sergi Escobar vuelve a evidenciar las mismas carencias que el curso pasado le acabaron condenando a los albinegros al descenso: una acuciante falta de puntería y una serie de errores en defensa que les han costado demasiado caro.

Uno de los ejemplos más claros, sin lugar a dudas, lo sucedido el viernes pasado en el encuentro contra el Atlético Sanluqueño en el Estadio Castalia. El Castellón dominó a placer y tuvo contra las cuerdas a los andaluces, sobre todo, en el primer tiempo, disfrutando de numerosas ocasiones para haber inaugurado el marcador. Pero los palos y la gran actuación del portero Ismael Falcón --el mejor del Sanluqueño-- impidieron que los albinegros se pusieran por delante. Y, cuando se encaraba la recta final del encuentro, una falta de Edu Luna dentro del área llevaba al colegiado Lax Franco a pitar penalti y Dani Güiza superaba a Álvaro Campos desde los once metros en el minuto 89.

Un jarro de agua fría tanto para los futbolistas como para los aficionados orelluts de la grada, que vieron un calco de lo sucedido en numerosos encuentros de la pasada temporada en Segunda y que acabaron llevando al conjunto de la capital de la Plana a abandonar el fútbol profesional.

Sin goles no hay victorias

Algo similar sucedió la jornada anterior contra el Linense, ante el que los albinegros tuvieron sus opciones, pero vieron cómo los locales se adelantaban al inicio de la segunda parte y Mario Barco dejaba a los suyos con un hombre menos cuando más encima de la portería andaluza estaba su equipo. Una expulsión justa en una jugada en la que el delantero navarro, que ha sido sancionado con cuatro partidos, no debía haber entrado en las provocaciones rivales.

Además, en la jornada inaugural en el Carlos Belmonte contra el Albacete, con el 2-1 en el marcador y el Castellón atacando, se produjo una jugada en la que el extremo del equipo manchego, Rubén Martínez, controla el esférico con el antebrazo y lo dirige para colocárselo en su pierna buena y batir a Álvaro Campos para establecer el que sería definitivo 3-1. Esta jugada, aunque para muchos pasó desapercibida, fue muy reclamada y criticada por el propio Escobar a la conclusión del choque.

Generando ocasiones y no marcándolas es difícil ganar los encuentros. Y, en el Castellón, los delanteros no están teniendo nada de fortuna. Ni el citado Mario Barco, ni Juanto Ortuño han podido marcar aún (César Díaz tampoco porque está lesionado) y el único que ha podido celebrar un gol ha sido David Cubillas, que marcó ante el Sevilla Atlético el segundo (Bilal marcó el primero). En Albacete fue Pablo Hernández el que vio puerta nada más debutar con la elástica albinegra.

Curiosamente, en estas cuatro jornadas el equipo de Escobar lleva estrellados cuatro balones al palo, por tres goles convertidos. Síntoma de que hay que trabajar para romper esta dinámica. 

Compartir el artículo

stats