Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

lleva décadas siendo solo un almacén

Polémica en este pueblo de Castellón: construyen un ascensor en una plaza para dar uso a la casa de la cultura después de 35 años

La alcaldesa dice que era la «única opción» para utilizar el edificio dada su falta de accesibilidad

Imagen del ascensor que el Ayuntamiento de Eslida ha construido en la misma plaza para dar uso a la casa de cultura. Miguel Ángel Sánchez

Un ascensor en la misma plaza de la Iglesia. Es la infraestructura, no exenta de polémica, que ha construido el Ayuntamiento para dar uso a la casa de la cultura en Eslida. Un edificio de cuatro plantas construido hace 35 años que, debido a su falta de accesibilidad, durante estas décadas se ha limitado a ser un almacén donde guardan objetos las asociaciones locales y a acoger un bar en la planta que se accede por la propia plaza.

A pesar del impacto arquitectónico que ha despertado entre los habitantes ver un elevador al aire libre, la alcaldesa, Lucía Doñate, recalca que es la «única opción» que han tenido. «Por desgracia, Eslida lleva 35 años sin poder darle un uso correcto a este edificio y todo por su poca accesibilidad, por lo que no nos ha quedado otra que instalar un ascensor», argumenta.

12 millones de pesetas

La construcción de este montacargas ha sido posible gracias a una subvención de 40.000 euros de la Generalitat, aunque el ejecutivo local ha tenido que invertir más de 10.000 para hacer frente a la inversión total. Aunque los tiempos han cambiado, el ascensor casi cuesta lo mismo que costó en su día toda la casa de la cultura, que tuvo un presupuesto en los ochenta de 12 millones de las antiguas pesetas (unos 72.000 euros al cambio).

"Decidimos instalarlo en el lateral de la propia plaza de la Iglesia y ha quedado totalmente integrado con la arquitectura de la casa de la cultura"

Lucía Doñate - Alcaldesa de Eslida

decoration

Pese a lo extraña que pueda resultar la estampa, Doñate confía en que esa estructura exterior será el punto de partida para darle por fin un uso a todo el edificio en su conjunto, que siempre se ha caracterizado por tener un fuerte desnivel. 

Y es que a partir de la puesta en marcha del elevador, la casa de la cultura sumará un Casal Jove, una aula de taller de empleo, una escuela de oficios y un espacio para las asociaciones locales. «El ascensor era más que necesario porque es una lástima contar con un edificio de esas características y que, por falta de accesibilidad, no puedan ampliarse los servicios en Eslida», reivindica la munícipe.

Conectará cuatro plantas

Y añade que han tenido que instalar el elevador en la plaza por las pequeñas dimensiones del inmueble. «Decidimos instalarlo en el lateral de la propia plaza y ha quedado totalmente integrado con la arquitectura de la casa de la cultura», expone.

El ascensor, que tendrá doble puerta para garantizar la movilidad de sillas de ruedas y carros de bebés o niños, conectará cuatro plantas (-2, -1, 0 y 1). Es decir, bajará desde la plaza de la Iglesia dos pisos y subirá a la planta superior donde hay varias salas.

Compartir el artículo

stats