Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Argelita se libra ya después de que el viernes la conselleria diera su 'ok' al proyecto

Tres pueblos de Castellón deberán reiniciar su PGOU si no lo aprueban antes de febrero

La memoria ambiental del plan general, a punto de caducar, les obliga a trabajar a contrarreloj, ya que volver a empezar de cero supondría tirar por la borda miles de euros y el trabajo realizado durante años

Panorámica de Arañuel, uno de los tres municipios que deberá corregir su plan a contrarreloj para no empezar de cero. MEDITERRÁNEO

Volver a la casilla de salida para tener que empezar otra vez de cero y echar por la borda todo el farragoso trabajo realizado durante años y los miles de euros invertidos en la redacción del proyecto. Ese escenario es al que se verán abocados Arañuel, Atzeneta y Benlloc si no consiguen aprobar su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) antes de febrero.

El motivo por el que se enfrentan a este posible reinicio de todos los trámites es que la memoria ambiental de sus respectivos planeamientos urbanísticos caduca ese mes, por lo que desde la Conselleria de Política Territorial avisan a los ayuntamientos afectados de que deben ir a contrarreloj para subsanar la documentación.

El que se ha librado ya de este aprieto y se ha podido quitar el marrón de encima es Argelita, que, después de aprobar en pleno el lunes su plan general, la comisión territorial de Urbanismo dio el pasado viernes luz verde de forma definitiva al documento, lo que supone un alivio para su alcalde, Aitor Balfagón (Compromís).

"Conseguir los informes favorables para el PGOU es un culebrón. Llevamos tantos años peleando... Todo son trabas"

Justo Palomares - Alcalde de Arañuel

decoration

«Argelita lleva desde el año 2003 luchando por sacar adelante este planeamiento. Volver a empezar hubiera sido un faenón y mucho gasto, ya que desde entonces el Ayuntamiento habrá invertido unos 70.000 euros en la redacción del plan y las consiguientes reformulaciones», razonó el munícipe.

Quien también busca salir del atolladero es su homólogo en Arañuel, Justo Palomares (PP), que confía en que puedan llegar a tiempo y presentar una versión corregida del plan. «Esto es un culebrón. Tras tantos años peleando, solamente faltaría tener que empezar de cero otra vez, todo son trabas», lamentó el alcalde.

Corregir dos aspectos

"Es una lucha a contrarreloj. Pienso que llegaremos a tiempo, pero es que los trámites están en marcha desde hace muchos años"

Santiago Agustina - Alcalde de Atzeneta

decoration

En Atzeneta, el tiempo apremia de la misma forma. En su caso, están pendientes de dos frentes: necesitan un informe favorable de la Confederación Hidrogáfica del Júcar (para ello precisan que Diputación legalice el pozo del Retoret, como ya informó Mediterráneo) y solventar un pequeño problema en torno al proyecto de la circunvalación, actualmente en exposición pública.

«Esto es una lucha a contrarreloj. Creo que saldremos del paso, pero hace 10 o 12 años que tenemos los trámites en marcha, lo que hace que debamos ir actualizando muchos aspectos porque hay que adaptarlos a las nuevas normativas», adujo el primer edil, Santi Agustina (PSOE).

"Unos accesos que ni existen ni están definidos de la proyectada nueva CV-10 nos ha retrasado la aprobación del plan"

Àngel Ribés - Alcalde de Benlloc

decoration

En las mismas están en Benlloc, donde la proyectada nueva autovía CV-10 les ha obligado a modificar su plan. «Aunque los accesos de esa futura carretera no están definidos y no existen, tenemos que acoplarnos a ellos», comentó el alcalde, Àngel Ribés (PSOE).

A finales de noviembre entregaron la última versión y confesó que «hasta que no lo vea aprobado», no se quedará «tranquilo». 

Compartir el artículo

stats