+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BIÓLOGOS Y ENTOMÓLOGOS ADVIERTEN DE un INuSUAL adelanto en LA presencia DE LARVAS A CAUSA DEL HÚMEDO INVIERNO

Expertos avisan de una plaga de mosquitos para la Semana Santa

Los técnicos comienzan a trabajar en las zonas anegadas y se verán abocados a utilizar drones. Los especialistas piden adelantar ya las medidas correctoras para atenuar las picaduras en el litoral

 

Un técnico en plagas, ayer, durante el desarrollo de los trabajos en un humedal de la provincia. - R.A. / LOKÍMICA

CASTELLÓN
28/01/2017

Los especialistas en el seguimiento y control de las plagas advierten de que el litoral de la provincia sufrirá un inusual adelanto de la presencia de mosquitos a causa de un invierno húmedo que ya ha provocado una abundante presencia de larvas, por lo que vaticinan más picaduras para la próxima Semana Santa, sobre todo en la zona de costa.

Con el fin de prevenir estos problemas, los expertos aconsejan que se adelanten los tratamientos y así intentar atenuar el problema, para lo que, en algunas zonas, incluso tendrán que hacer uso de drones y helicópteros debido a la dificultad de llegar por vía terrestre a algunos parajes de la provincia.

La plaga que ha comenzado a darse en la provincia corresponde al mosquito de las marismas, cuya presencia a nivel de larva se ha visto favorecida por las últimas lluvias y cuyo ciclo vital está ya plenamente activo. Sin embargo, no ocurre lo mismo con el mosquito tigre, una especie «más urbana» cuya incidencia,

--aunque latente a lo largo de todo el año-- resulta aún muy baja, tal como explica el biólogo y especialista Rubén Bueno, cuyo equipo de Lokímica viene trabajando estos días en buena parte de los términos municipales de la provincia más afectados por la presencia de insectos.

UN ENERO EXCEPCIONAL // Para los expertos, la sola presencia de este número importante de larvas detectadas tras las últimas lluvias, obliga ya a activar los mecanismos preventivos «porque de lo contrario nos encontraremos con una primavera muy complicada que podría darse ya desde marzo y afectar de manera significativa a la Semana Santa», explican las mismas fuentes, que añaden que la evolución de los insectos dependerá en gran medida del comportamiento climatológico.

«A temperaturas más elevadas, mayor propagación en un momento tan inusual como el que estamos atravesando a estas alturas del año, que se ha caracterizado por la elevada humedad a consecuencia de las lluvias», afirma Bueno, quien comparte la necesidad mostrada por el resto de especialistas en el sentido de tomar medidas en cuanto antes.