+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA AL CENTRAL

Albiol: «Llego al Villarreal con muchas ganas de ganar»

 

En el ‘stage’ de pretemporada en Austria el valenciano es el primero en arrimar el hombro. - FOTOS: J. L. LIZARRAGA (ENVIADO ESPECIAL)

La sonrisa es uno de los mayores avales de Raúl Albiol, que se ha erigido, junto a Cazorla, en uno de los líderes del vestuario nada más llegar al equipo. - FOTOS: J. L. LIZARRAGA (ENVIADO ESPECIAL)

JOSÉ LUIS LIZARRAGA / BAD HÄRING (ENVIADO ESPECIAL)
31/07/2019

Wikipedia tuvo que hacer una edición especial para incluir su amplio historial deportivo. Forma parte de la historia viva del fútbol español al haber sido uno de los jugadores que logró el triplete de oro de la Roja: campeón de Europa dos veces y campeón del Mundial, desde 2008 a 2012. Posee la medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo. Ha ganado una Liga y una Copa del Rey con el Valencia, otro tanto con el Real Madrid, además de una Supercopa de España, y una Copa y una Supercopa de Italia con el Nápoles. Casi nada.

Sufrió y superó un grave accidente de tráfico que le tuvo en coma y le supuso la extirpación del bazo. Un ejemplo de buen profesional y ser humano que ahora llega al Villarreal para aportar su experiencia y con la ilusión de que Wikipedia tenga que abrirle hueco en su historial deportivo. Un futbolista top para un equipo que quiere ser también top.

—Con su currículo deportivo, ¿cómo hace uno para seguir motivándose cada día?

—Yo soy muy feliz por todo lo que he podido vivir, pero el fútbol al final es el presente y tengo la ilusión de mejorar y saborear cada momento como el primero. En la vida todo tiene un final y yo estoy aquí para disfrutar con el Villarreal cada segundo en cada entrenamiento, cada partido, cada momento de la concentración con mis compañeros. Para mí haber venido al Submarino, que no lo dude nadie, es un motivación extra a todos los niveles.

—Tiene 33 años y una dilatada carrera, pero se le ve como un chaval que empieza.

—Si te gusta el fútbol y es lo que has hecho toda tu vida, lo vives igual que cuando empezaba en esto. Yo me encuentro bien y al final es la salud lo que cuenta. Y yo me veo a tope para disfrutar de esta nueva aventura.

—Todavía no hemos podido olvidar aquel grave accidente que pudo ser fatal, coincidiendo con el inicio de su carrera.

—Sí, fue muy complicado superar aquel accidente de tráfico, estuve en coma... Aparte del fútbol y tu carrera, vivir es lo más importante y lo pasé mal. La vida me dio una segunda oportunidad y pude continuar disfrutando del fútbol. Estoy muy agradecido de todo lo que he disfrutado. El accidente ya pasó, pero considero que de todo uno debe sacar cosas positivas. Yo siempre lo hago.

—Albiol es un ganador nato. Su aportación y su experiencia será muy importante para el equipo.

—Al final, lo bueno de un equipo es la mezcla de juventud y gente veterana. En ese cóctel está el éxito de un grupo humano. Albiol llega al Villarreal con las ganas de mejorar y aprender de mis compañeros. Mi intención ahora es retornar al club todo el esfuerzo y la confianza que han depositado en mí, con trabajo.

—Hablando de juventud, Pau Francisco Torres tiene un perfil parecido al suyo y se les has visto muy complementados en esta pretemporada. ¿Cómo le ve?

—Me habían hablado de Pau, y observo un chico con la cabeza muy centrada para su edad y eso ya es un punto muy importante para que siga progresando. El Villarreal le va a ayudar a crecer y yo y todos los compañeros también, igual que Víctor Ruiz y Funes Mori. Él debe coger lo mejor de cada uno y aportar sus características, que ya de por sí son excelentes. Para el club es importante tener un jugador joven con ese gran futuro por delante.

—Usted ha jugado en grandes clubs como Nápoles, Real Madrid o Valencia. ¿Cómo ve a este nuevo Villarreal?

—Siempre me dijeron que era un club muy bien organizado y familiar. Cuando un club lleva tiempo haciendo las cosas bien se nota. Y lo primero que he notado es que el Villarreal no tiene nada que envidiar a ningún club grande en organización y trato con el futbolista, quien lo tiene todo para hacer bien su trabajo.

—Hace un año estuvo a punto de firmar por el Submarino. Al final ahora se ha decidido por venir al Villarreal. ¿Qué cambió?

—Llevaba seis años en Nápoles y me sentía querido. Estaba jugando y no era una decisión fácil ni sencilla de tomar. Al final considero que opté por lo que consideraba mejor para mí, pero desde luego me costó meditarlo mucho. El año pasado todo fue precipitado y no tenía la idea de cambiar de aires. Ahora todo se ha hecho con más calma y he notado que el Villarreal ha hecho un gran esfuerzo por mí y quiero devolvérselo. Me siento muy a gusto.

—¿También se dijo que podía volver al Valencia?

—Lo del Valencia fue hace dos o tres años y no volví, como te decía no era fácil dejar Nápoles. Tuve la oportunidad de ir al Valencia, pero no cuajó. Ahora estoy muy contengo con el recibimiento de los compañeros y eso a mí me llena mucho.

—Un jugador como usted, que ha logrado los títulos más importantes que un futbolista puede conseguir, ¿observa ese hambre de ganar en este vestuario?

—Nosotros tenemos que tener ganas, intensidad e ilusión por ganar. Es la única forma de conseguir resultados. El Villarreal no puede gastarse 100 millones en un jugador, tal como está el mercado ahora. Nuestra fuerza es crecer como equipo desde el colectivo y entre todos sumar y sumar. Y a partir de ahí veremos hasta dónde llegamos. La temporada pasada fue difícil para el Submarino y observo que nadie quiere volver a vivir una situación similar. La verdad, si quieres que sea sincero, es que noto un grupo con gente que muestra unas ganas locas de crecer y ganar.

—Han apuntalado la defensa con cuatro jugadores nuevos...

—El tema defensivo es responsabilidad de todo el equipo. No se puede juzgar a un jugador o a dos del buen o mal funcionamiento global. Es un mecanismo que afecta al grupo. Sucede lo mismo con el ataque, también depende de todo, porque el juego se inicia desde el portero en adelante. Y luego pasa por la defensa y el centro del campo hasta llegar a los delanteros. Los defensas también tienen la responsabilidad de empezar jugando el balón desde atrás.

—¿Ya conocía la idea de este Villarreal que consiste en tratar siempre bien el balón?

—Sí, siempre ha sido la misma, tener la pelota, atacar y jugar hacia adelante. La idea del míster es clara y nos la inculca desde el primer momento. Por supuesto yo ya conocía la filosofía del Villarreal, que la predica desde hace años, porque es un equipo que siempre intenta jugar bien al fútbol en todas sus categorías.

—Han formado una plantilla con gran talento, hasta con ‘overbooking’ de calidad. ¿Cómo lo ve?

—Al final la mezcla de jugadores jóvenes y calidad, con una buena base de equipo, es la fórmula que te da el éxito. Sí, esta plantilla tiene jugadores con mucho talento y eso se percibe nada más llegar.

—Decía Robert Pirès que el jugador lo que quiere es jugar el máximo número de partidos posibles. Este año se echará de menos estar en Europa. ¿Será bueno para centrarse en la Liga o no?

—Al final lo de tener un partido a la semana hay que aprovecharlo, pero estoy de acuerdo con Pirès, jugar entre semana te mantiene en tensión y competitivo. Nosotros este año tendremos que sacar partido de no tener competición europea para preparar los compromisos con intensidad máxima en los entrenamientos.

—¿Y se ha vuelto a encontrar con Santi Cazorla, con quien ganó dos veces la Eurocopa?

—¡Uff, Santi! Es una de las mayores alegrías para el fútbol español que haya vuelto a jugar y encima que pueda hacerlo a este nivel. Nos hace disfrutar a todos del fútbol que tiene porque es un espectáculo verle. Con todo lo buen futbolista que es Santi, a veces pienso que todavía lo es mejor como compañero. Compartir vestuario con él es un lujo y yo puedo disfrutarlo.

—Si en el vestuario hay un jugador parecido a Cazorla por carisma y currículo ese es Raúl Albiol, por esa aureola de líder y buen profesional que le acompaña...

—Al final lo más sencillo es lo mejor y hacer las cosas sencillas es la mejor fórmula. Las cosas te pueden salir mejor o peor, porque en el fútbol hay errores y eso es normal, pero si te empleas con responsabilidad y trabajo es mucho más fácil que todo vaya mejor. Siempre intento ser responsable, pero también divertirme con lo que hago, porque en este nivel en que estamos la presión es muy dura y por ello uno tiene que ser feliz jugando al fútbol.

—¿Cuál es la pócima de Raúl Albiol para estar tan en forma como se le ve con 33 años?

—Me gusta cuidarme mucho porque al final, para dar el nivel, tienes que hacerlo. Luego, dedicarle muchas horas al cuidado de tu cuerpo porque cada vez se exige más al futbolista. Y, por supuesto, no haber tenido lesiones graves es un punto a favor.

—¿En Italia se juega muy diferente a como se hace en España?

—Sí, el fútbol es distinto. Los equipos se cierran más y los partidos son más tácticos. Fuera de casa es muy difícil ganar. Ha sido una gran experiencia para mí jugar en Italia y de ella he aprendido mucho. Al final, el español y el italiano son dos campeonatos muy competitivos. El Calcio fue la mejor Liga en los 90, pero sigue conservando un gran nivel.

—Ha formado parte del ciclo de oro del fútbol español, con dos Eurocopas y un Mundial consecutivos. ¿Cómo ve el futuro de la selección española?

—Mi opinión es que vienen años muy buenos para España. Solo tenemos que ver los éxitos de la sub-19 y sub-21, campeones de Europa. Creo que podemos sentirnos satisfechos de tener tantos jugadores jóvenes de gran nivel. Y la absoluta está empezando una época nueva tras el mundial de Rusia. Calidad hay de sobra y al final lo importante es que el equipo funcione bien y se compenetren bien las piezas. Por desgracia, no hemos tenido suerte con los últimos seleccionadores por unos u otros motivos, pero España tiene una buena base para repetir los éxitos.

—¿Veremos esa foto de Santi y Albiol otra vez juntos en la Roja?

—Nunca se sabe, ojalá, pero no hay nada sencillo. ¡Qué más nos gustaría a Santi y a mi! A ver si nos podemos hacer esa foto y sino, la haremos en casa (sonríe).

—Al Villarreal le falta una final, un título... ¿Cree que llegará?

—El último paso en el fútbol es el más difícil. Ganar títulos siempre los logran los mismos y de vez en cuando se cuelga algún equipo que no lo esperabas, que algún momento podremos ser nosotros. Por supuesto que puede ser, y si haces las cosas bien, dispones de más numeritos para lograrlo. ¡Ojalá sea pronto!

—Este año volverá a Mestalla con la camiseta del Villarreal. ¿Qué cree que sentirá?

—Es un gran escenario, uno de los mejores estadios y con una gran afición. Sentiré una gran satisfacción de jugar contra el Valencia y pisar Mestalla con el Villarreal, que es mi equipo ahora.

—¿Cómo ve al Valencia de este año? Siempre es un rival directo para el Submarino...

—Ha formado un buen bloque, que ha ido formando en las dos últimas temporadas. Futbolistas con mucho nivel técnico y que saben competir. Viene de dos años muy buenos con clasificaciones para Champions y una buena participación en la Europa League y la Liga. Hacía 11 años que no lograban un título y este año han sido campeones de Copa. Están haciendo las cosas bien.

—Además, ¿se prevé un derbi valenciano muy igualado entre el Villarreal y el Valencia?

—Será bueno enfrentarse al Valencia para medir nuestro potencial. El objetivo es competir con grandes equipos y vamos a pelear, eso seguro. Ojalá se vea un buen derbi valenciano.

Temas relacionados