+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

es aficionado al juego

Piqué perdió 15.000 dólares en el casino en la boda de Messi

El futbolista azulgrana dedicó un rato de la fiesta a jugar en la zona VIP

 

Piqué y Shakira posan en la boda de Messi -

EL PERIÓDICO
04/07/2017

El jugador del Barça, Gerard Piqué, perdió cerca de 15.000 dólares apostando en el casino del complejo City Center, en Rosario (Argentina) donde se celebró la bonda de Lionel Messi y Antonela Rocuzzo. La prensa argentina explica este martes que en la celebración de la boda, la organización preparó una zona VIP dentro del casino para que los invitados pudieran pasar un rato y disfrutar también del casino.

Aficionado reconocido al juego, el defensa central del Barça quiso probar suerte en el juego, según han destapado medios del país suramericano tras hablar con los trabajadores del recinto. Al margen de los recién casados, la prensa realizó un exhaustivo seguimiento aPiqué y a Shakira, la pareja que más expectación despertó.

CRÍTICAS A SHAKIRA
De la cantante colombiana se habló sobre todo por su vestido: un outfit negro con transparencias bastante criticado al haberlo utilizado ya en una sesión de fotos con Vanity Fair Italia.

La gerente del complejo City Center, entrevistada por una radio local, Radiópolis, asegura que el defensor azulgrana perdió todo lo que apostó esa noche: 15.000 euros. Al parecer Piqué no acudió solo, sino que estuvo acompañado de otros jugadores cuyos nombres no se han filtrado.

El futbolista, que se encuentra de viaje en Beirut, junto a otros compañeros azulgranas como Jordi Alba o Sergio Busquets para disputar un partido benéfico, no ha realizado ningún comentario sobre estas filtraciones.

 
 
1 Comentario
01

Por JuanCDCS 18:55 - 04.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La culpa es de Florentino y de los del palco del Bernabeu.