+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

ASESINATO EN ALICANTE

Un amigo aconsejó a la viuda de Sala protegerse antes del crimen

Una de las hijas admite las diferencias entre el hermano y las tres hermanas. Relata al juez que la víctima le contó que la división se había instalado en la familia

 

Fanny, la hija menor y esposa del único detenido. - EFE

María Antonia Sala Martínez, una de las hijas. - EFE

EFE
04/03/2017

Un amigo de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Vicente Sala y asesinada el pasado 9 de diciembre en Alicante, ratificó ayer ante el juez que le aconsejó que reforzara su protección personal unas semanas antes del crimen. Este testigo, Antonio Moreno, es abogado, vecino y amigo del matrimonio y ejerció la asesoría jurídica en su día para algunas empresas del grupo Sala.

Según su versión, unas semanas antes de morir, la víctima le contó que alguien había entrado en su casa de la finca La Torre, en Alicante, y había estado revolviendo los cajones de su habitación, donde guardaba documentos como la escritura de capitulaciones matrimoniales. El letrado le recomendó que incrementara las medidas de protección personal, pues el intruso debía de ser alguien ajeno a la familia con conocimientos jurídicos o que seguía «instrucciones al respecto».

COMPARECENCIA // El testigo, uno de los 10 que comparecieron ayer ante el juez José Luis de la Fuente, afirmó, sin embargo, que no cree «capaz» al principal sospechoso del crimen, Miguel López, de asesinar a su suegra. De hecho, Moreno contó que la víctima le relató antes de morir la división que se había instalado dentro de la familia a causa de las diferencias por el control de las empresas.

Durante la segunda ronda de interrogatorios de testigos programada por el juez comparecieron también dos hijas del matrimonio Sala Martínez: Fuensanta Eva y María Antonia. La primera, conocida en la familia como Fanny, y que está casada con el presunto asesino de su madre, se acogió a su derecho a no declarar, como prevé la ley para los cónyuges de un sospechoso, según informaron fuentes próximas al caso. La esposa de Miguel López, quien sigue en prisión provisional como presunto autor material del crimen, se mostró muy afectada y exhibió un certificado médico que desaconseja su interrogatorio por su estado psicológico.

DIFERENCIAS // Según las fuentes, María Antonia Sala reconoció las diferencias existentes entre las tres hermanas y su hermano Vicente, único hijo varón y primogénito, sobre el control de las empresas familiares. Asimismo, confirmó que las tres hermanas llegaron a realizar un inventario a espaldas de su madre de las joyas que esta tenía en su caja fuerte y levantar acta notarial.