Extremadura fado, para quien quiera escuchar y ponerse al corriente, una frescura, finor y espontaneidad, de magisterio en esto que podríamos decir canción de (o desde) la raya. Porque Luis coloca un pie en cada lado de la frontera ibérica, y deja que la comunicación fluya entre ambas orillas como rara vez sucede con esos vecinos a los cuales prestamos menos atención de la que merecen…