La provincia de Castellón posee los pueblos de la Comunitat Valenciana situados a más altura. Doce de sus municipios están enclavados a más de 1.000 metros de altura, con Vistabella en la cima como pico de los 135 pueblos castellonenses. Te proponemos este verano una ruta por los cinco más altos de la provincia.

Los pueblos más altos de la Comunitat Valenciana

Castellón

  • Vistabella del Maestrat 1.246 metros
  • Ares del Maestrat 1.194 metros
  • Castellfort 1.181 metros
  • Castell de Cabres 1.134 metros
  • Vilafranca 1.125 metros
  • Culla 1.121 metros
  • Xodos 1.087 metros
  • Portell de Morella 1.074 metros
  • Olocau del Rey 1.042 metros
  • Pina de Montalgrao 1.039 metros
  • El Toro 1.036 metros
  • Sacañet 1.011 metros

Valencia

  • La Yesa 1.008 metros
  • Puebla de San Miguel 1.000 metros

Vistabella, A un pas del cel, como apunta su lema, es la localidad castellonense en la que estaremos a una mayor altura a nivel del mar, a casi 1.250 metros, y en ella podemos iniciar el reto de visitar este verano los puntos poblados más altos de nuestra provincia y dejarnos impresionar por las espectaculares vistas que ofrecen los miradores de los núcleos urbanos de otras localizaciones como Ares, Castellfort, Castell de Cabres o Vilafranca. Comenzamos este paseo por las nubes.

23

UN PASEO POR LAS NUBES | Ruta por los cinco pueblos más altos de la provincia de Castellón Raül Badenes

Vistabella del Maestrat (L'Alcalatén) | 1.246 metros

Es el pueblo más alto de la Comunitat Valenciana, enclavado en el macizo del Penyagolosa (1.838 metros) a más de 1.200 sobre el nivel del mar. Forma parte de la comarca de l'Alcalatén y limita con las localidades castellonenses de Villafranca, Benassal, Culla, Benafigos, Atzeneta, Xodos y Villahermosa del Río; y con Mosqueruela y Puertomingalvo, en la provincia de Teruel. Su término municipal se encuentra en el Parque Natural de Penyagolosa y está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Puedes visitar la iglesia de la Ascensión de la Virgen María (siglos XVI y XVII), la obra más importante del Renacimiento de Castellón, como apuntan Jorge Hermosilla y Jacobo Fernández, del Departament de Geografia de la Universitat de València.

Vistabella

Vistabella

El municipio conserva una torre y dos de las seis entradas de la antigua muralla. Dos portales arqueados que se conservan en muy buen estado: el Portal de San Roque y el Portal del Horno. La parte exterior del muro está acondicionada e iluminada para poder dar un paseo y disponer de unas magníficas vistas panorámicas, donde se puede observar el Plà del Maestrat. El núcleo urbano de la localidad tiene otros monumentos interesantes como el complejo formado por el palacio renacentista, residencia del rey de la Corona de Aragón Pedro IV y la prisión.

A unos 10 kilómetros del municipio, en las proximidades del centro de interpretación del Parque Natural de Penyagolosa, se encuentra esta magnífica construcción religiosa, el santuario de Sant Joan de Penyagolosa (siglos XVII - XVIII).

Ares del Maestrat (Alt Maestrat) | 1.194 metros

Flanqueada por la monumental Morella y otras poblaciones con solera del interior de Castellón como Catí, Benassal Vilafranca nos encontramos con Ares, en el área que hace de transición entre las comarcas del Alt Maestrat y els Ports. En su entorno, los amantes de la naturaleza y la aventura tienen la oportunidad de abordar algunas de las elevaciones más pronunciadas de la provincia, como la Mola d’Ares (1.322 metros), la Mola del Vilar (1.315), el Mas de Tòfol (1.255) y la Roureda de Torre (1.234).

Su núcleo urbano está declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Allí podemos encontrar los restos de las murallas (El Portalet), el Portal del Perxe, el Ayuntamiento del siglo XIV -una antigua lonja-, la cárcel del siglo XIII y la plaza Mayor y la plaza de la de la Iglesia, reconstruida entre 1707 y 1736, con fachada barroca.

Ares del Maestrat

Es obligatoria la visita a la Mola d’Ares, un paraje natural municipal, que sirve de inmejorable balcón para avistar numerosos parajes de els Ports y el Maestrat. Para los aficionados al senderismo, existen varios senderos en la localidad: el GR-7 que une Benassal con Morella, pasando por Ares; el PR-CV 387, denominado El Roure de les Berrugues; la SL-CV 45 o Camí dels Molins; y la SL-CV 46 o Camí de la Mola.

Castellfort (Els Ports) | 1.181 metros

La localidad de Els Ports permite disfrutar de un paisaje impresionante que podemos divisar desde la Ventana del Mirador, situado en el núcleo urbano. Barrancos que han excavado auténtico tajos y alturas que superan los 1.300 metros sobre el nivel del mar y paredes naturales de piedra en seco. Paseando por sus calles descubriremos los porches del siglo XVII y XVIII que antiguamente cumplían la función de lonja comercial, el Ayuntamiento, cuya fachada es lo más importante a nivel artístico, la Iglesia Parroquial, del siglo XVIII y de estilo neo-renacentista, la Cofraria dels Lletrats o la casa de los Marqueses de Castellfort, los Montserrat y Les Capelletes.

Castellfort

En las afueras de la localidad, a 1.282 metros de altura, destaca la ermita de Sant Pere, lugar de numerosas peregrinaciones. Iglesia de grandes dimensiones, de arquitectura románica de transición y gótica, una de las más antiguas de la provincia. También encontramos otras ermitas en las afueras, como la Mare de Déu de la Font o la de Santa Llúcia.

Castell de Cabres (Baix Maestrat) | 1.134 metros

Es el municipio menos poblado de la Comunitat Valenciana, con 17 habitantes censados según los datos del INE del 2017. A las puertas del Parque Natural de la Tinença de Benifassà, cuenta con un entorno de gran valor natural y paisajístico que invita a recorrer sus parajes y disfrutar de la naturaleza, lo que abre una puerta a un futuro que pasa necesariamente por desarrollar el turismo rural.

Castell de Cabres

Localizada en el Baix Maestrat, esta localidad de origen musulmán tiene un casco urbano se asienta en la solana de la Muela del Castillo y en el que destaca la Font de la Vila, situada en la plaza de la Iglesia, una construcción medieval con piedra natural que sigue suministrando agua de gran calidad a la población. Anexa a ella encontramos la Iglesia de San Lorenzo, del siglo XVIII. En la parte más alta del pueblo se hallan los restos de la muralla del castillo que antiguamente protegía el municipio, declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Vilafranca (Els Ports) | 1.125 metros

En los límites que separan el Els Ports con la provincia de Teruel (Mosqueruela e Iglesuela del Cid), Vilafranca está enclavada en un relieve montañoso domina todo su término municipal, con el Tossal dels Montllats (1.656 metros sobre el nivel del mar) como pico más visible. Su temperatura media de 20 grados en verano hacen de este municipio un enclave ideal para estos meses de julio y agosto.

En el 2020 Vilafranca fue reconocida por el Institut Valencià de Cultura con la distinción de Capital Cultural Valenciana. En su núcleo urbano destaca la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, uno de los mejores monumentos renacentistas valencianos, con el Museo Parroquial; el edificio del Moderno, de estilo modernista; el campanario y la torre de Conjurar; el Museo de la Piedra en Seco y la Lonja gótica; el Ayuntamiento, que custodia el retablo que Valentí Montoliu pintó el año 1455 para la Virgen del Losar; el Portal de San Roque; y las casas señoriales de los Brusca y los Peñarroya. Además, Vilafranca inauguró en 2006 el primer Museo de la Piedra en Seco de la Comunitat Valenciana, situado en la planta superior del edificio gótico de La Lonja.

Vilafranca

A apenas dos kilómetros del pueblo podemos visitar Les Coves del Forcall, un total de 16 cavidades de piedra calcárea sobre una masa rocosa de 200 metros de altura. También el santuario de la Virgen del Losar es un conjunto arquitectónico digno de contemplar, con su ermita del siglo XVII.