Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REEQUILIBRIO PRESUPUESTARIO

Vila-real subirá un 5% el IBI en el 2022 para compensar el fuerte recorte de ingresos

La anulación del cobro de las plusvalías, dictaminada por el Tribunal Constitucional, se suma al aumento de gastos en servicios esenciales

El recibo de la contribución se encarecerá en Vila-real un 5% el próximo año 2022, para reequilibrar unas cuentas afectadas por la reducción de ingresos y el mayor gasto en servicios esenciales. MEDITERRÁNEO

Un 5%. Este es el porcentaje en que se incrementará el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en Vila-real para el próximo ejercicio del 2022. Así lo ha ha ratificado a Mediterráneo el propio alcalde, José Benlloch, y ratificado el residente de la Comisión de Hacienda, Xus Maddrigal, quien informa que el pleno aprobará la modificación de la ordenanza fiscal la próxima semana. Y es que el incremento derivado del aumento de precio de la electricidad y de la recogida y gestión de los residuos urbanos, a lo que se suma la decisión del Tribunal Constitucional de suspender el cobro de las plusvalías obliga al equipo de gobierno a aplicar una subida que se suma a la del 10% vigente en este 2021. De hecho, el departamento de Intervención ha advertido del posible desequilibrio presupuestario que podría afectar al Ayuntamiento. La decisión se someterá el martes a la Comisión de Hacienda y se llevará al pleno el próximo jueves.

"Los últimos informes de la Intervención municipal advierten del considerable incremento de gastos corrientes y de la disminución de ingresos y alertan de la necesidad de adoptar medidas correctoras de forma urgente”, señala Madrigal. Esta situación, detalla, es la consecuencia de “un escenario nuevo”, en el que se debe hacer frente a una serie de factores que “agravan la ya de por sí delicada situación económica del consistorio, fruto sobre todo de la gestión urbanística del Partido Popular y por la que ya hemos tenido que pagar, de momento, 32 millones de euros”.

“Los últimos informes de la Intervención municipal advierten del considerable incremento de gastos corrientes y de la disminución de ingresos y alertan de la necesidad de adoptar medidas correctoras de forma urgente”

decoration

Factores agravantes de la economía

Entre estos factores que agravan la economía municipal destacan el incremento del coste de contratos en vigor el próximo año -solo el de recogida de basuras y limpieza se encarece en casi un millón de euros con respecto al actual, en cumplimiento de las nuevas normativas ambientales.- o el coste sobrevenido de la lucha contra el covid-19, con más de cuatro millones invertidos hasta ahora. “A estos gastos se suma el aumento exponencial del coste de tratar las basuras en los últimos años, con un millón de euros más de coste desde el 2016 y una nueva previsión de encarecimiento sin que tengamos en Vila-real una tasa de basuras que nos permita afrontar estos aumentos como sí que tienen en muchos otros ayuntamientos”, agrega Madrigal.

El encarecimiento de los suministros energéticos, con la subida que ha experimentado la factura de la luz en toda España, y la actualización del IPC en los diferentes contratos en vigor, así como el incremento de los salarios que marca el Gobierno central o la puesta en marcha del contrato programa de Servicios Sociales de la Generalitat son otros de los elementos que hacen necesaria la adopción de medidas que reviertan el desequilibrio de las cuentas. "Los costes financieros del préstamo de 20 millones de euros suscrito por el PP en el 2011, que supone el pago de ocho millones en intereses, y la necesidad de asumir nuevos préstamos para hacer frente al pago de sentencias por operaciones urbanísticas de los populares, ahogan todavía más las cuentas municipales, que se encuentran en una situación extremadamente delicada”, incide.

Prestación de nuevos servicios

“Todo este aumento exponencial del gasto, al que se suma la prestación de nuevos servicios o la apertura de nuevas instalaciones a disposición de la ciudadanía, lo hemos asumido con prácticamente todos los impuestos y tasas congelados, a excepción del IBI, que tan solo se actualizó al nivel de vida tras ocho años congelado”, recuerda Madrigal. El concejal insiste en que la falta de ingresos se ve ahora agravada por la imposibilidad de prever ingresos por plusvalías derivada de la decisión de Tribunal Constitucional, lo que impactará en las cuentas del próximo año en 1,6 millones de euros menos.

“El aumento exponencial del gasto, al que se suma la prestación de nuevos servicios o la apertura de instalaciones a disposición de la ciudadanía, lo hemos asumido con casi todos los impuestos y tasas congelados, a excepción del IBI"

decoration

Un presupuesto, como el de cualquier economía doméstica, consiste en cuadrar los ingresos y los gastos. Si los gastos suben como lo están haciendo, por cuestiones además estructurales, y los ingresos bajan, no hay más opción que incrementar el IBI para poder seguir prestando los servicios que la ciudadanía de Vila-real necesita y merece”, argumenta el presidente de la Comisión de Hacienda. La propuesta de subida de la contribución es de un 5%, que corresponde fundamentalmente al incremento del IPC (interanual en agosto del 2021 del 3,3%) más los gastos esenciales incorporados en los últimos años

Compartir el artículo

stats