Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

asamblea general extraordinaria

Las peñas de Vila-real dan por bueno revalidar a la Comissió

La junta suma tres integrantes nuevos y Susana García sigue como presidenta

Los peñistas que asistieron a la asamblea general extraordinaria votaron la elección de nuevos miembros de la Junta. GABRIEL UTIEL

No fue una convocatoria especialmente participativa, algo normal cuando «no hay emoción» por la proximidad de las fiestas pero los representantes de las colectivos integrantes de la Comissió de Penyes de Vila-real reunidos ayer en la asamblea extraordinaria hicieron buena la propuesta de la actual Junta de continuar en el cargo otros dos años, su mandato en condiciones normales hubiera finalizado ahora.

«Teníamos la ilusión de seguir para vivir unas fiestas normales y demostrar lo que podemos hacer», indica Susana García, presidenta del ente que aglutina a cerca de un centenar de colectivos. García, que revalida otros dos años su puesto, indicó que a la llegada de tres nuevos integrantes a la cúpula hasta alcanzar un total de 11 miembros, «que es todo un logro», se suma también la incorporación de dos peñas nuevas a la Junta de la Comissió tras el voto favorable en la sesión de ayer celebrada en la sala de actos de la Fundació Caixa Rural Vila-real.

Mayor participación, el reto

Entre los objetivos para este próximo bienio, señala García, están recuperar peñas inscritas en la Comissió, «que la gente vuelva a entrar porque por el covid algunos se fueron» y también ganar participación en los actos que tradicionalmente organiza este ente como los gastronómicos --paellas, empedraos o tombet de bou-- o los más lúdicos como la cabalgata de mayo. «No es que la gente no acuda pero nos gustaría que se involucraran más, que hubiera mayor ilusión», argumenta la presidenta de los peñistas que avanza que después de Navidad «nos pondremos las pilas» para perfilar actos aunque «todo es una incógnita, seguimos a la expectativa de ver cómo avanza la situación».

La primera prueba, de ser posible y aunque deberán estudiar cómo adaptarla a las restricciones sanitarias que puedan estar vigentes en ese momento, serán los carnavales en el mes de febrero.

Otro de los puntos del orden del día fue el repaso de las actividades que organizaron en septiembre, dentro de los actos en honor a la Mare de Déu de Gràcia. «Fueron tres propuestas --láser combat, gincana y tombet para llevar-- porque no se podía más y acudió gente por lo que fueron bastante bien, poco más podemos valorar», indica la presidenta. García apunta que no hubo propuestas o quejas entre los peñistas asistentes puesto que «los que queríamos que vinieran porque son los que se quejan, no aparecieron».

También se abordó el tema de la lotería de Navidad de la Comissió. Un asunto con cierta controversia puesto que algunas personas «no quieren pagar» aunque es, como recalca García, una obligación de los asociados. 

Compartir el artículo

stats