Vila-real llora la muerte de mosén Guillermo Sanchis, Hijo Adoptivo de la ciudad. Su entrega por las causas sociales, su apuesta por dar forma hace 57 años a la parroquia de Santa Sofia y por la educación con la creación del Colegio Bisbe Pont, y también su pasión por el Villarreal CF, se sumaron a su trayectoria como párroco, convirtiéndole en un personaje muy querido, admirado y respetado

El religioso, nacido en Picassent en 1937, fue el fundador en 1966 de la parroquia de Santa Sofía. “Un cura del pueblo”, así es como le definían los vila-realenses que le conocían desde hace muchos años. Ejerció en el templo hasta el 2020, cuando se jubiló, momento en el que el Ayuntamiento hizo un homenaje liderado por el alcalde, José Benlloch. Y en 2006 fue nombrado Hijo Adoptivo de Vila-real.

Homenaje del Ayuntamiento de Vila-real al religioso. Mediterráneo

Guillermo Sanchis también era muy aficionado al fútbol y al Villarreal CF, al que incluso acompañó en algún desplazamiento, como el que le llevó hasta Roma en el 2017 para conocer al Papa. Ejercía como capellán del club y acompañaba "humana y espiritualmente” a los futbolistas. Parte de este acompañamiento consistía “en realizar cursillos prematrimoniales a varios jugadores y a sus esposas, los he casado y he bautizado a algunos de sus hijos”.

Vídeo: Muere mosén Guillermo, Hijo Adoptivo de Vila-real y emblema 'groguet'

Vídeo: Muere mosén Guillermo, Hijo Adoptivo de Vila-real y emblema 'groguet'

Desde las 11.30 a las 20.00 horas está abierto el velatorio en la que fuera su parroquia, la de Santa Sofia. También se podrà visitar su féretro y firmar en el libro de condolencias mañana por la mañana hasta media hora antes de la misa funeral que se celebrará a las 11.00 horas y estará oficiada por el obispo Casimiro López llorente. Posteriormente, sus restos se trasladarán hahsta su localidad natal, Picassent, donse será enterrado junto a su madre, como era su voluntad.

Tres días de luto oficial

El Ayuntamiento de Vila-real ha emitido un comunicado de condolencias por el fallecimiento de su Hijo Adoptivo y ha decretado tres días de luto oficial. El alcalde, José Benlloch, ha manifestado su pesar por la pérdida de "una persona, un sacerdote, que ha dejado para siempre una huella imborrable en los corazones de todos los y las vila-realenses".

COMUNICADO DE CONDOLENCIAS DEL AYUNTAMIENTO DE VILA-REAL

El Ayuntamiento de Vila-real lamenta el fallecimiento del reverendo Guillermo Sanchís Coscollá, Hijo Adoptivo de Vila-real, y decreta tres días de luto oficial en señal de respeto por la pérdida de una de las personalidades más queridas en Vila-real por su dedicación a los más necesitados, al barrio de Santa Sofía, la educación y la vida sociocultura y deportiva de la ciudad. El alcalde, José Benlloch, ha manifestado su pesar por la pérdida de “una persona, un sacerdote, que ha dejado para siempre una huella imborrable en los corazones de todos los y las vila-realenses”. “Un hombre bueno, que dedicó su vida, desde el sacerdocio, a hacer una Vila-real y un mundo mejor. Su buen talante y su implicación constante con la vida social de Vila-real, desde su queridísimo Villarreal CF hasta su pasión por nuestra Mare de Déu de Gràcia y, por supuesto, en la parroquia de Santa Sofía”, detalla Benlloch.

Mosén Guillermo Sanchís, nacido en Picassent en 1937, fue nombrado Hijo Adoptivo de Vila-real en el año 2006. Fue su voluntad, y así se ha respetado de acuerdo con el Obispado, la familia y el Ayuntamiento, que su cuerpo fuera velado en la iglesia de Santa Sofía, que él mismo levantó en el año 1966 y a la que dedicó toda su trayectoria en el sacerdocio hasta su retirada, en el año 2020. La construcción del colegio Bisbe Pont, su trayectoria en proyectos sociales y de ayuda a personas con adicciones, la creación de la Fundación Amparo Coscollá (en recuerdo a su madre) o su pasión por el Villarreal CF, al que, junto al alcalde, acompañó en el año 2017 en su visita al Papa, son otros de sus legados.

En señal de homenaje y uniéndose al dolor de sus allegados, el Ayuntamiento traslada el pésame de la ciudad por la pérdida del reverendo Guillermo Sanchís y manifiesta las condolencias de la corporación municipal. Así, la Alcaldía decreta tres días de luto oficial, hasta el próximo viernes, periodo durante el cual las banderas oficiales ondearán a media asta en el exterior y lucirán crespón negro en el interior en señal de duelo y respeto. En este periodo, quedan suspendidos todos los actos oficiales.

La capilla ardiente de mosén Guillermo estará instalada todo el día de hoy, hasta las 20.00 horas; y mañana, de 9.30 a 10.30 horas. Hasta allí, el alcalde ha ordenado trasladar las banderas oficiales y un libro de condolencias para que los y las vila-realenses que lo deseen puedan plasmar su respeto y reconocimiento a la figura del sacerdote. Benlloch también ha hecho trasladar hasta Santa Sofía la imagen de la Virgen de Gracia que, obra del Hijo Predilecto de Vila-real Vicente Llorens Poy, se conserva en el despacho de Alcaldía. La misa funeral se celebrará mañana a las 11.00 h, también en Santa Sofía, oficiada por el obispo, Casimiro López. Por expreso deseo de mosén Guillermo, su cuerpo será enterrado junto a su madre en Picassent. 

Y añade: "Un hombre bueno, que dedició su vida , desde el sacerdocio, a hacer una Vila-real y un mundo mejor. Su buen talante y su implicación constante con la visa sodial de Vila-real, desde su queridísimo Villarreal CF hasta su pasión por nuestra Mare de Déu de Gràcia y, por su puesto, en la parroquia de Santa Sofia".

Parroquia esta en la que se ha instalado el velatorio, para el que el consistorio ha trasladado las banderas oficiales que ya custodian su féretro, cubierto por la bandera de Vila-real (la senyera cuatribarrada) y una bufanda del club groguet. Asimismo, el alcalde Benlloch ha hecho trasladar hasta allí la imagen de la Mare de Déu Gràcia que, obra del Hijo Predilecto Vicente Llorens Poy, se conserva en el despacho de alcaldía.