Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TANTO ADULTOS COMO PEQUEÑOS HAN QUERIDO DISFRUTAR DE ESTA FIESTA TRAS LAS RESTRICCIONES POR EL COVID

Un Halloween para todos los gustos en Castellón

Las localidades de la provincia no han querido perderse el fin de semana más terrorífico del año

12

Halloween para todos los gustos en la provincia de Castellón FRANK PALACE

La celebración de Halloween se ha vuelto cada vez más popular entre la ciudadanía que, cada 31 de octubre, sale a les calles con los disfraces más terroríficos y originales. No obstante, a los atuendos de zombis, brujas, fantasmas y vampiros, se han sumado iniciativas impulsadas por los propios ayuntamientos y demás organizaciones de las localidades de la provincia, que no han querido perderse la cita.

En el caso de la Vall d’Uixó, se organizó un escape room dirigido al público adolescente, una actividad que se lleva realizando varios años. Paralelamente, les Coves de Sant Josep se convirtieron en un auténtico escenario vikingo durante el fin de semana.

Vinaròs cerró ayer la programación del ciclo Ànimes, el cual ha unido actos tradicionales, como la Castañada, con otros más modernos y actuales. Así, desde el 28 de octubre se han ido celebrando teatros, talleres y actividades para toda la familia, como una batucada e incluso un paseo por el cementerio municipal.

Por su parte, en Nules optaron por un Halloween más literario, en el que la Asociación Cosas y Musas regalaba a los más pequeños chucherías y libros, en colaboración con la Acadèmia Valenciana de la Llengua.

Castelló, evidentemente, tampoco ha querido perderse el fin de semana más terrorífico del año, y por ello el Casal Jove del Grau se convirtió en un auténtico túnel del terror en el que los disfraces más terroríficos fueron premiados. Una actividad en la que podía participar el público de entre 12 y 35 años. En esta misma línea, también Vila-real optó por la organización de un túnel del terror para la juventud, al que los asistentes acudieron con originales vestimentas.

El Casal Jove del Grau se convirtió en un auténtico túnel del terror FRANK PALACE

L’Alcora quiso concienciar sobre la importancia del cuidado del medio ambiente en su acto central, gracias al musical Charlie y la Fábrica de Reciclaje.

El centro social Corell de Almassora organizó una fiesta de disfraces para jóvenes, con cena popular y un concurso para premiar a las mejores vestimentas de la noche. Además, se llevaron a cabo diversos talleres dirigidos al público infantil, así como un taller de maquillaje. 

Orpesa, por su parte, celebró la Nit de Halloween en la plaza de toros, un espectáculo que se ha desarrollado todas las noches desde el viernes hasta domingo y que tuvo como plato fuerte la Festa del Torró del Gat, que tuvo lugar ayer en la plaza Mayor.

La tradición de contar historias de miedo alrededor de la hoguera volvió a la localidad de Benicarló, gracias al ciclo Quina temor!, que estuvo integrado por una serie de relatos dirigidos tanto a los más pequeños y jóvenes como para el público adulto. Informan Mònica Mira, Javier Flores y Javier Nomdedeu 

Compartir el artículo

stats