Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanitat ya advierte de que faltarán facultativos este verano

La demora en los centros de salud de Castellón se agrava pero «lo peor está por venir»

Hasta 22 días para una visita presencial con el médico en Nules o 18 en Benicàssim

Imagen de archivo de una sala de espera en el centro de salud Gran Vía de Castelló. MANOLO NEBOT ROCHERA

Nunca es un buen momento para ponerse malo, pero este verano lo será peor si cabe. A falta de que la Conselleria de Sanitat concrete el plan de vacaciones y refuerzos para conocer en qué situación quedan los centros de salud y los 17 consultorios de verano de la provincia, la demora en atención primaria se agrava.

Por ejemplo, para conseguir una cita presencial con el médico de familia en Nules hay que esperar hasta 22 días, 18 en el caso de Benicàssim y más de 10 en Castelló. Un problema que se repite de norte a sur de la provincia, pero que, como advierten los sindicatos, «lo peor está todavía por venir».

El principal motivo de estas demoras es la falta de personal, como viene informando Mediterráneo. Y es que la escasez de médicos y enfermeras complica y mucho garantizar una amplia cobertura sanitaria durante este verano, especialmente, en aquellas zonas turísticas que reciben a miles de visitantes lo que requiere un mayor esfuerzo asistencial.

Sin conocer aún el plan de vacaciones

«Es necesario conocer cuánto antes el nivel de cobertura que habrá, aunque la mayoría de centros de salud cerrará por las tardes y algunos consultorios de verano no abrirán», aventuró la portavoz en materia sanitaria de CCOO en Castellón, Encarna Barragán.

El secretario general del Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV), Víctor Pedrera, advirtió a la Conselleria de Sanitat que será un «error» si los planes pasan por «vestir a un santo desvistiendo a otro». «Van a haber muchas quejas y problemas porque se va a priorizar unas zonas frente a otras», explicó, al tiempo que indicó que este déficit de personal se notará más este verano ante la previsión de numerosos visitantes, tras dos años de pandemia en los que el flujo de turistas se redujo considerablemente.

Desde el sindicato CSIF lamentaron ayer la falta de planificación del Consell a la hora de detallar con antelación suficiente con qué refuerzos contarán los centros sanitarios, «ya que dificulta la organización laboral del personal y repercutirá de manera negativa en la calidad de la atención sanitaria que recibirá la ciudadanía». Por ello, han pedido la convocatoria de una reunión urgente de la Mesa Sectorial de Sanitat.

Sin personal para cubrir todos los puestos

El propio conseller de Sanitat, Miguel Mínguez, reconoció ayer que, pese a haber aumentado un 12% el presupuesto para el plan de vacaciones y de refuerzos, no se podrán cubrir todas las plazas este verano o solo a tiempo parcial por falta de especialistas. Al respecto apuntó que Medicina de Familia será la más afectada, es decir, los centros de salud. «Nuestra intención es cubrirlo todo, pero no puede haber falsas expectativas», señaló en la rueda de prensa para presentar el programa PROELA, que prevé que las personas con ELA puedan acceder al sistema de dependencia en la mitad de tiempo.

Y es que la falta de especialistas en las bolsas de trabajo es lo que ha motivado «el retraso» en la presentación de estos planes, que se darán a conocer la próxima semana. En ese sentido, el conseller justificó la demora a que estaban esperando a que terminaran los 800 MIR (Médicos Internos Residentes) su residencia, que este año han acabado el 31 de mayo, para que pudieran incorporarse a la bolsa de trabajo y poder «cubrir los huecos» que faltan.

Para mitigar el déficit de personal, desde la cartera de Sanitat han elaborado un plan estratégico basado en «una sinergia interterritorial» de modo que los departamentos con menos presión asistencial, aunque «no les sobre» personal, puedan «colaborar» y remitir profesionales a otros que les falten, especialmente para cubrir la atención en playas, y habrá asimismo que revisar los horarios de atención porque habrá algunas plazas que queden vacantes o que solo se cubrirán a tiempo parcial.

Mínguez insistió en que hay que ser conscientes de que este problema de falta de facultativos no es «local sino nacional».

El PP alerta del cierre de una planta en el General

CASTELLON. FOTOS FACHADA HOSPITAL GENERAL. URGENCIAS DAVID GARCIA

El Partido Popular de la provincia de Castellón alertó ayer del cierre «por vacaciones» de una planta del Hospital General de Castelló, el de referencia en la provincia, a partir de esta semana, «a pesar del colapso sanitario existente ante la falta de personal». Los populares exigieron a Sanitat garantizar una correcta asistencia. 

Desde el centro hospitalario explicaron que durante el mes de julio se va a proceder a la realización de una serie de trabajos de mantenimiento en una planta para el correcto funcionamiento de las instalaciones, como renovación de la climatización, el alumbrado y demás instalaciones.

Compartir el artículo

stats