+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIOLENCIA MACHISTA

Golpea y agrede sexualmente a su expareja en València

La víctima sufría numerosas vejaciones por parte de su agresor, de 21 años

 

EFE sociedad@epmediterraneo.com VALÈNCIA // MÁLAGA
26/01/2018

La Policía Nacional detuvo a un joven de 21 años como supuesto autor de los delitos de malos tratos, coacciones y agresión sexual hacia su ex pareja, que no se había atrevido a denunciarle porque le amenazaba con la publicación de vídeos de contenido sexual.

Según informan fuentes de la Policía Nacional, el agresor, español y sin antecedentes policiales, mantenía un «fuerte control» sobre la víctima a la que «golpeaba sistemáticamente como juego» y le obligaba a tener relaciones sexuales «con gran violencia».

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes de que una joven podría ser víctima de malos tratos por parte de su expareja, desde que comenzó la relación en diciembre del año 2015 hasta el momento, a pesar de que la relación había terminado en febrero del año pasado.

INSULTOS // Según las instigaciones de la policía la víctima sufría numerosas vejaciones como insultos o persecuciones para tratar de saber con quién se veía.

Una vez finalizada la relación entre ambos, el detenido le había amenazado con publicar en internet los vídeos de contenido sexual que guardaba en su móvil y, por este motivo, y «por el temor de que acabara con su vida», la víctima nunca había denunciado los hechos hasta la fecha, según informa la policía.

Durante la relación con el detenido, la joven había acudido a urgencias por problemas médicos fruto de las relaciones sexuales violentas a la que era sometida y, posteriormente, una vez finalizada la relación, ha necesitado tratamiento psicológico.

Por otra parte, Un juzgado de Estepona (Málaga) decretó ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre de 45 años acusado de agredir gravemente a su pareja, una mujer de 65 años que continúa en la UCI, donde evoluciona favorablemente dentro de la gravedad. Al detenido le imputan un delito de tentativa de homicidio con agravante de parentesco.