Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VEREDICTO

Culpable de homicidio el acusado de provocar el suicidio a un menor de Vila-real: "Es muy duro perder a un hijo así"

El jurado introduce el agravante de superioridad para Vicente Paradís, vecino de Moncofa, por lo que la pena oscilará entre los 12 años y medio y los 15

Los padres del menor que se suicidó en Vila-real, ayer a la salida de la Audiencia Provincial de Castellón. GABRIEL UTIEL

Culpable de homicidio doloso con la agravante de abuso de superioridad. Este fue el veredicto del jurado del juicio contra el acusado de acosar, hostigar y amenazar a un menor de Vila-real a través de mensajes de WhatsApp hasta provocar que se quitara la vida hace seis años. Ahora será el juez el que decida, en su sentencia, la pena a cumplir por el procesado que debe estar entre la horquilla de 12 años y medio y 15 de acuerdo al delito en cuestión. El fiscal solicita 14 años para Vicente Paradís, vecino de Moncofa de 62 años, mientras que la acusación particular eleva la condena a los 15 años de cárcel.

El acusado, Vicente Paradís, junto a su abogada, a la salida ayer del juzgado. GABRIEL UTIEL

El portavoz del jurado expuso cada una de las cuestiones planteadas por el magistrado para argumentar el objeto del veredicto y manifestó que consideran a Paradís culpable de causar la muerte de forma voluntaria al menor, por lo que afirmaron que no hay opción alguna de beneficiarlo ya sea con una revisión de la pena o con un indulto.

119 mensajes en tres horas

El jurado estima como válida la principal prueba incriminatoria, es decir, que la extracción de todos los mensajes del teléfono móvil del fallecido se efectuó cumpliendo la cadena de custodia del terminal, y considera infundadas las supuestas manipulaciones esgrimidas por la defensa.

Mensajes escritos por el culpable de homicidio al menor que se acabó suicidando.

Por tanto, da por buenos los mensajes del procesado al menor, al que remitió en solo tres horas 119. «El menor indicó varias veces al acusado que era menor, le pidió reiteradas disculpas y le advirtió de que se iba a suicidar. Era sabedor de la angustia que le provocó», argumentó el portavoz del jurado en su lectura del veredicto. De este modo, ante el mensaje «me suicido», el procesado le respondió: «es cosa tuya», reprodujo.

Incriminatorio

También ha sido clave el hecho de que el acusado, que en su declaración y alegato final esgrimió su inocencia y negó la autoría de los mensajes amenazantes, sí los reconociera en la entrevista que mantuvo, tras su detención policial, con una psicóloga y una trabajadora social solicitadas por su letrada para realizarle un informe psicosocial.

Dolor de los padres

Sin duda, el veredicto de ayer permite a los padres y hermano del joven de 17 años aliviar, aunque solo sea en parte, el dolor por la pérdida del chico, «un joven normal» como quedó acreditado en las testificales. La situación generada por el procesado, quien le remitió hasta 119 mensajes en solo tres horas, fue la causa, según el jurado, por la que se lanzó desde la azotea de un octavo piso.

Los padres de la víctima. GABRIEL UTIEL

Tras sus declaraciones como testigos el segundo día de juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Castellón, los progenitores no han faltado a ninguna de las sesiones siempre con lágrimas en los ojos, mientras el acusado, desde su asiento, al lado de su letrada, les miraba fijamente en algunas ocasiones. Ayer entraron en la sala, junto a su hijo y su sobrina, la última persona que habló con el joven antes de suicidarse, cuando el jurado había leído parte de su veredicto de culpabilidad y fue su letrado, Juan Luis Serrano, el que les hizo una indicación con la mirada.

Al salir, se abrazaron a sus abogados, que les han acompañado en este duro periplo, y no pudieron contener la emoción. Aunque no quisieron entrar en valoraciones, el padre del menor aseguró que llevaban seis años esperando este día. «Es muy duro perder a un hijo así», afirmó, mientras que su mujer confío en que, tras el veredicto, su hijo por fin pueda «descansar en paz».

Condena

Tras conocer la decisión, el fiscal, que solicitaba de forma provisional 12 años de prisión para el acusado, ha elevado la petición de pena a 14 años al considerar el jurado que existe la circunstancia agravante de superioridad. Además, mantiene la responsabilidad civil en la cuantía de 75.000 euros para cada uno de los padres y en 25.000 para el hermano.

La imagen del vecino de Moncofa declarado culpable. GABRIEL UTIEL

Por su parte, la acusación particular ha demandado 15 años de cárcel para el procesado, mientras que la defensa ha pedido que se le impongan las penas mínimas y ha anunciado la intención de recurrir la sentencia.

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular han solicitado el inmediato ingreso en prisión del acusado al considerar que hay riesgo de fuga. La defensa se opuso. Ahora será el magistrado el que decida a este respecto.

Compartir el artículo

stats