El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas privadas controlan este recurso asistencial

La odisea de las residencias de Castellón para encontrar enfermeras

La mayoría opta por trabajar en la sanidad pública con mejores condiciones laborales y salarios más altos

Imagen de archivo de una residencia. Mediterráneo

Las residencias de Castellón tienen verdaderos problemas para encontrar personal sanitario, especialmente, enfermeras. Prácticamente todas las semanas el Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Castellón publica en su página web ofertas de empresas del sector que requieren contratar sanitarias. Sin ir más lejos, en los últimos días, se han activado tres ofertas.

Resulta llamativa, especialmente, una de ellas, en la que una importante empresa del sector ha abierto un proceso de contratación para trabajar en sus residencias de mayores ubicadas en la provincia de Castellón. Debe cubrir 15 vacantes con contratos indefinidos y jornada laboral a concretar, ofreciendo flexibilidad en turnos y jornadas.

La patronal que representa a las residencias, Aerte, ha advertido, en diversas ocasiones, de los problemas que tienen los centros para contratar, cubrir bajas o incrementar plantillas. Y es que se requiere una correcta ratio de profesionales para garantizar una buena asistencia a este colectivo tan vulnerable.

La escasez de personal resulta un quebradero de cabeza para los centros privados en un momento en el que es este, como informó Mediterráneo, el que está generando nuevas plazas dada la inacción de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, la cual en casi ocho años de mandato del Botànic no ha abierto ni una sola residencia pública en la provincia. Y eso a pesar de que hay un déficit de cerca de 2.300 plazas para cumplir con las directrices que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Motivos por los que las residencias tienen problemas para encontrar enfermeras

"Consideramos que hay varias razones explican las dificultades de las residencias y los centros geriátricos para poder contratar enfermeras. Por una parte, porque en la mayoría de las ocasiones las condiciones y los sueldos ofrecidos son francamente mejorables. Las profesionales deben asumir una carga de trabajo exagerada, con unas altas ratios de paciente por enfermera, a lo que hay que sumar horarios excesivos y guardias tremendamente exigentes, por unos salarios que distan bastante de los que se pagan en el sector público o en hospitales privados", han explicado desde el Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Castellón.

Por otro lado, especialmente desde la pandemia con las contrataciones de refuerzo, las enfermeras han contado con más opciones para encontrar trabajo en centros de salud y hospitales públicos lo que ha provocado que hayan abandonado las residencias o, en el caso de las recién graduadas, hayan entrado a trabajar directamente en el sector público para cubrir sustituciones o periodos vacacionales. "Esto ha provocado que hayan descartado asumir vacantes en centros de mayores", han subrayado desde la entidad.

Finalmente, desde el colegio profesional también apuntan a que existe un problema estructural. "Cada vez hay un mayor número de personas mayores y, por extensión, de residentes en estos centros. Esto incrementa la necesidad de enfermeras para ocuparse de estos pacientes, pero no se forman suficientes para asumir unas necesidades laborales que no dejan de crecer, por lo que la situación empeora cada año que pasa", han apuntado.

La UJI y el CEU gradúan 180 sanitarias cada año, pero aún hay déficit de plantilla.

Compartir el artículo

stats