+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MARCHA INESPERADA

Dos actores de 'Hawai 5.0' dejan la serie por racismo

Uno de los artistas, Daniel Dae Kim, critica a la CBS por no tener el mismo salario que la otras estrellas del 'remake' de la popular ficción de los años 60

 

Daniel Dae Kim, Alex OLoughlin y Grace Park, en una imagen de Hawai 5.0. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
07/08/2017

Dos de los actores de 'Hawai 5.0', Daniel Dae Kim ('Perdidos') y Grace Park ('Galactica: estrella de combate'), han abandonado la serie cara a su octava temporada. Y uno de ellos, además, lo ha hecho cargando contra el 'remake' de la popular y trepidante producción de los años 60, una de las ficciones de mayor solera en el panorama televisivo actual. 

La marcha de Dae Kim y Park de 'Hawai 5.0', serie que han coprotagonizado durante siete temporadas, ha sido noticia especialmente por los motivos de su abandono: la denuncia por no tener el mismo salario que las otras estrellas de la serie, Alex O'Louglin y Scott Caan, que parecen no tener la mala suerte de ser asiáticos en Hollywood.

"Ha sido una parte realmente importante de mi vida durante siete años y estoy muy agradecido a la CBS por darme esta oportunidad", ha afirmado Dae Kim antes de disparar contra la popular cadena televisiva: "Pero es posible ser agradecido y respetuoso, al mismo tiempo que tener una firme conciencia de lo que vales".

EN "THE GOOD DOCTOR"

Proyectos no le faltan al actor sudcoreano, que ya ha fichado por 'The good doctor', serie protagonizada por Freddie Highmore ('Bates Motel'). "Todas las cosas buenas tienen su final. He cerrado este capítulo en Hawái y ahora empiezo uno nuevo en 'The good doctor' -ha comentado-. Este es el comienzo de algo nuevo y estoy muy emocionado por volver a la ABC".

Por su parte, un portavoz de la CBS ha afirmado que la marcha de ambos actores no está relacionada con un tema racista. Según esta, a Dae Kim se le ofreció solo un 2% menos de salario que a Caan y O'Loughlin, mientras que las negociaciones con Park, de origen coreano, fueron especialmente difíciles, porque la actriz quería rodar solo un puñado de episodios y luego abandonar el proyecto.