+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LUZ, MÚSICA Y DANZA EN EL PALAU DE LA FESTA

Xarxa Teatre dibuja la esencia y los símbolos castelloneros

Espectáculo visual en una ceremonia de guiños a la identidad genuina de la ciudad

 

Castellón vibró con las escenas que recreaban las señas de identidad de un ‘Castelló lliberal’. - SLOWPHOTOS.ES

Ceremonia de emociones a raudales y evocaciones históricas, ayer en el Palau. - SLOWPHOTOS.ES

VICENTE CORNELLES
05/03/2017

Xarxa Teatre ofreció un dibujo visual y filosófico de la esencia castellonera en su espectáculo para la Galanía a la reina de las fiestas. Luz, música, danza, alegorías y evocaciones con figurantes de los símbolos e iconos de la ciudad se fueron sucediendo, intercalados entre los desfiles protocolarios de madrinas, damas y la reina de las fiestas, Estefanía Climent.

La historia fundacional, como génesis de un pueblo y aparición de los personajes de la conquista; los juegos tradicionales, «imaginativos, participativos, integradores, de destreza, velocidad y sana competencia»; el Campanar de la Vila, «es fadrí de veritat», como rezan los versos del inmortal Artola; los diálogos socarrones de personajes populares de Castellón y sus sentencias más variopintas, la romeria de les canyes, declarada hace escasamente 72 horas Bien de Interés Cultural... univeso castellonero cien por cien para glosar a una reina de las fiestas que se convierte en embajadora triunfal de las fiestas de Castellón, en la mejor estampa de un pueblo sempre lliberal.

Con Estefanía en su trono de soberana, sola y resplandeciente, la sorpresa final: una alegoría del símbolo de las fiestas que fue naciendo a través de castelloneros, quienes fueron colocando candiles sobre una arquitectura efímera instalada en el escenario.

Y un último candil llevado por el padre de la reina, Lauren Climent, en la ofrenda íntima y personal del progenitor a su hija.

Emoción a raudales, canto de belleza a la luz y esperanza en las fiestas que llegan. Xarxa cuidó hasta el más pequeño detalle para que la Galania fuera espectacular y sugerente, sin perder las señas de identidad de un pueblo y viceversa. Esencia e identidad al servicio de la espectacularidad y grandeza de la urbe castellonera que ofrece lo mejor de sí misma cuando llegan las fiestas de la Magdalena. Galania de flores, música y palabra en las vísperas del jubiloso tercer domingo de Cuaresma de Castellón.

Temas relacionados