Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRAS LOS ACUERDOS CON EL CLÚSTER AZULEJERO

bp quiere ampliar a otros sectores de Castellón los planes de energía verde en el azulejo

La planta baraja acuerdos con el turismo o la movilidad

Imagen de la reunión para firmar los convenios de bp con las patronales Ascer y Anffecc.

El clúster cerámico de Castellón necesita alternativas al gas natural para mantener su ritmo de fabricación y cumplir con los requisitos medioambientales del futuro. Y precisamente en la provincia hay una empresa energética que trabaja en plantear soluciones para descarbonizar la economía. Con esta premisa, las patronales Ascer y Anffecc firmaron con bp unos acuerdos de colaboración con el objetivo de llegar cuanto antes a esta meta sin pérdida de competitividad. Un pacto que podría ampliarse a otros sectores.

Esta es la idea que baraja bp, que quiere aportar soluciones de energías verdes a campos como la movilidad y el transporte o el turismo, que cuentan con un gran número de empresas y trabajadores en la provincia. La intención pasa por establecer sinergias con actores económicos de la zona y aprovechar la oportunidad de tener unas instalaciones como las del Serrallo, en Castelló, que progresivamente se van a transformar en un polo de generación de energías renovables y llegar así a las cero emisiones netas en horizonte del 2050.

Alianzas

Tal y como señalan desde bp, la compañía «está trabajando para consolidar alianzas público-privadas que representen un aval para su transformación en España y, más concretamente, de la refinería de Castelló para finales de la década, integrando un conjunto de planes en diferentes ámbitos». La estrategia también alcanza a asociaciones «con países, ciudades y corporaciones para proporcionar soluciones integradas de energía limpia y de movilidad para ayudarlos con sus planes de descarbonización», añaden. 

Los acuerdos alcanzados con las asociaciones de fabricantes de productos cerámicos y de fritas y esmaltes, firmados ante la presencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, suponen una oportunidad para superar los desafíos que plantea la eliminación de emisiones de CO2 a la atmósfera. Una circunstancia que obliga a sustituir al gas natural por alternativas como el hidrógeno verde. Además de utilizar una alternativa limpia, una de las ventajas será el dejar atrás unas fluctuaciones de precio que se han agravado en los últimos meses y que afectan al incremento de los costes de la cerámica. Algo que se suma a dejar de depender del suministro de energía de otros países. 

Solucionar la escalada del precio de gas

El cambio del gas natural al hidrógeno como principal fuente de energía del clúster cerámico es una alternativa a largo plazo. Mientras, los empresarios asisten preocupados a la escalada de costes del gas natural, que en el mes de diciembre tocó techo con 180 euros por megavatio hora, sextuplicando las cifras pagadas en los primeros meses del 2021. Otro de los problemas tiene que ver con el mercado de emisiones de CO2, un mecanismo de la Unión Europea que en los últimos meses ha disparado sus costes, con lo que se resta competitividad respecto a otros países productores de fuera del mercado comunitario. Estas y otras cuestiones serán tratadas la semana próxima en Bruselas, con una reunión solicitada por la industria del sector en España e Italia, además de representantes políticos de sendas áreas.

Compartir el artículo

stats