Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

Pablo Hernández ya está de vuelta en el Castellón: listo para jugar

El jugador-franquicia aprovecha la obligada cuarentena para superar su lesión muscular

Pablo Hernández, a la conclusión del Castellón-Atlético Sanluqueño.

Pablo Hernández, a la conclusión del Castellón-Atlético Sanluqueño. GABRIEL UTIEL

Parar a mitad de competición en Primera RFEF, sobre todo cuanto solo te toca a ti (y a los rivales a los que te tocaba enfrentarte en las últimas dos jornadas), es una auténtica faena. Pero como hasta de lo malo hay que extraer lo bueno, este impasse permitirá recuperar al CD Castellón los futbolistas que o bien se perdieron el último encuentro en Algeciras; bien acabados tocados de ese encuentro; o bien arrastraban molestias del primer cuarto de la temporada regular.

«Vamos a recuperar a todos los jugadores, hay que sacar la parte positiva de este parón». Así lo afirmaba este viernes Sergi Escobar, en declaraciones facilitadas por el club. Entre ellos, claro está, Pablo Hernández, que no juega desde el 9 de octubre, en el triunfo contra el UCAM Murcia, en la vieja Condomina (0-1). Si reaparece --como todo hace indicar, aunque a expensas de la evolución del brote de coronavirus-- el próximo sábado, ante el Betis Deportivo, habrá transcurrido más de un mes y medio, 49 días exactamente, aunque se ha perdido solo cuatro partidos.

¿Qué ha hecho el Castellón sin Pablo Hernández?

Una ausencia muy prolongada del jugador-franquicia, aunque el Castellón ha sabido paliar la Pablodependencia sin haber conocido la derrota, con ocho puntos: empates en el primer y último encuentro (1-1 frente al Gimnàstic y 0-0 en Algeciras), intercaladas por las victorias en San Fernando (1-2) y Atlético Baleares (2-1), si bien este día ya estuvo en el banquillo.

Con 517 minutos sobre 990, la participación del Mago se reduce a poco más del 52,22% del total. Aceleró su integración y salió en la segunda parte del Carlos Belmonte, que exprimió para liderar la remontada fallida y anotar su único tanto hasta la fecha. Así, disputó las siete primeras jornadas, hasta que una lesión muscular, de la que el club no ha informado nunca más allá de las pinceladas que Escobar ofrecía en las ruedas de prensa previas a cada uno de esos últimos encuentros, le ha apartado de los terreno de juego durante un tiempo mucho más prolongado de lo que se pensaba.

Calendario cargado en el horizonte

El buque-insignia del Castellón será muy necesario, en la concatenación de partidos que se avecinan en los próximos dos meses, puesto que al margen de los encuentros ligueros más programados, hay que recuperar los dos aplazados y afrontar la Copa del Rey (una eliminatoria es segura; una segunda, muy probable). En su caso, Escobar también tendrá que dosificarle, teniendo en cuenta que, en el caso del 19, la inactividad es mayor.

Compartir el artículo

stats