El Ayuntamiento de Benicàssim tiene definidas las características técnicas que deben cumplir los espacios con los que se pretende ampliar el patrimonio municipal. La alcaldesa, Susana Marqués, ha indicado que “la evolución de la ciudad demanda espacios para albergar las nuevas dependencias policiales, administrativas, asociativas y sociales al servicio de la ciudadanía”.

La primera edila ha comentado que “el órgano competente para la aprobación de los pliegos para regular la adquisición es la Junta de Gobierno Local, pero en aras a la participación y la transparencia, hemos querido informar a toda la corporación municipal pues el disponer de nuevas instalaciones que resuelvan a corto plazo las necesidades de Benicàssim supondrán un gran cambio para el municipio, que traspasará legislatura, y todos debemos ser partícipes de este proyecto de ciudad”.

Como ha comentado el concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, “estas dos actuaciones se enmarcan dentro del plan de desarrollo de las dependencias municipales en que llevamos tiempo trabajando y del que ya dimos traslado a toda la corporación municipal. En las dos últimas décadas, las inversiones se han centrado en equipamientos deportivos, culturales y educativos. Las instalaciones municipales administrativas y asociativas no han crecido, y ahora es el momento de satisfacer estas necesidades”.

Con motivo de la pandemia, se ha puesto de relieve la precariedad de las instalaciones actuales para dar respuesta y atención a la ciudadanía con la mejor calidad del servicio. Se deben contar con nuevos espacios que permitan realizar los trabajos en las mejores condiciones, tanto para los funcionarios como para los administrados.

Otra dotación fundamental es un edificio multifuncional, donde puedan desarrollar sus actividades las asociaciones y colectivos locales. Asimismo, también se considera conveniente adquirir suelo idóneo para la promoción de techo residencial con destino a viviendas de promoción pública.

Situación económica óptima

“Gracias a un política de gestión seria y rigurosa que iniciamos en el 2011, en el Ayuntamiento de Benicàssim nos encontramos en una situación económica óptima para poder acometer la inversión necesaria para dar respuesta a nuestros vecinos con unas instalaciones adecuadas, modernas y acordes a la calidad que merecen; todo ello con recursos propios sin necesidad de endeudarnos con los bancos” ha añadido la alcaldesa.

El edil de Urbanismo ha finalizado diciendo que “al escenario económico óptimo se suma el criterio de oportunidad, que hace más que viable que en estos momentos podamos crecer, construyendo unas instalaciones que redunden en la calidad de los servicios que el Ayuntamiento presta a la ciudadanía de Benicàssim, con la mirada puesta en los próximos decenios”.